auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Aceitillo

José A. Mari– Zanthoxylum flavum (Rutaceae) El aceitillo es un árbol caducifolio mediano, de hasta 50 pies de altura con tronco de 1.5 o más pies de diámetro. Se caracteriza por su corteza gris, levemente estriada; sus hojas compuestas por 5 a 11 hojuelas con la vena principal amarilla, olor a cítricas cuando se estrujan y glándulas diminutas que se aprecian como puntos en contraluz; sus florecitas blancas agrupadas en inflorescencias terminales; y sus frutas pequeñas, rojizas cuando están maduras, que abren para liberar una semillita de color negro brillante. El aceitillo es dioico. Florece entre el invierno y el verano, a veces más de una vez, y fructifica mayormente entre la primavera y el otoño. Se presume que las frutas son consumidas por aves y murciélagos que dispersan las semillas.
El árbol es nativo de Bermuda, los cayos de la Florida, las Bahamas y las Antillas. En Puerto Rico crece principalmente en la zona caliza del norte, sobre suelos de serpentina en las montañas del oeste y en la zona caliza del sur.
La albura es de color amarillo pálido y el duramen varía de amarillo a amarillo dorado. La madera es pesada, de textura fina y lustre satinado. Exhibe anillos de crecimiento y al cortarse despide un agradable y duradero olor a coco. Puerto Rico exportó aceitillo de excelente calidad hasta principios del siglo 20, cuando la cosecha excedió la capacidad de regeneración del árbol. Para 1920 se exportaron tocones y raíces en un intento final por satisfacer el mercado. La madera se usó localmente para muebles finos, balaustres y diversos accesorios, incluyendo cachas de revólveres; hoy se emplea para tallas, objetos torneados, partes de instrumentos de cuerda y marquetería. La madera que consiguen los artesanos proviene de árboles cortados en áreas urbanas (usualmente porque molestan al dejar caer todas sus hojas) y en el área de Cabo Rojo y Lajas, donde ha regenerado naturalmente y hay árboles de buen tamaño. El aceitillo se usó para hacer carbón y todavía hoy algunas personas lo cortan, por ignorancia, para hacer espeques (postes de verja). El autor encontró en dos ocasiones vigas antiguas identificadas como aceitillo debido al color de la madera, pero probablemente se trata de tachuelo o de tortugo amarillo.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Cidra

EDPR- Fundado en el año 1809, Cidra es conocido como el ‘Pueblo de

Publicacion Completa
Lionel Valentín Calderón 29 de octubre de 2020

Mona

José A. Mari Mut- El faro de Mona entró en servicio el 30

Publicacion Completa
Dr. José A. Mari Mutt 29 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía