auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Anón cimarrón

Annona mucosa -Annonaceae- El anón cimarrón o cachimán es nativo de los trópicos del Nuevo Mundo, incluyendo a Puerto Rico. Annona deriva del nombre taíno para el anón, mientras que mucosa se refiere a la consistencia mucilaginosa de la fruta. El árbol puede alcanzar los 45 pies de altura, con tronco de 6 pulgadas de diámetro. Las flores tienen tres pétalos amarillentos grandes con forma de alas, en el base de los cuales hay muchos ovarios. La forma alada de los pétalos se usó durante mucho tiempo para colocar la especie en el género Rollinia. Cada ovario de la flor produce una semilla y una protuberancia cónica en la superficie de la fruta. Las frutas pueden alcanzar 6 pulgadas de diámetro. La pulpa puede es dulce, con un sabor que recuerda la tarta (pie) de limón, pero su consistencia babosa puede causar una primera impresión desagradable. En otros lugares las frutas son usadas para hacer jugo, batidas, helado e includo vino. Las
aves y los murciélagos consumen la fruta madura y dispersan las semillas.
El árbol crece mayormente en la zona de mogotes del norte y en las laderas de la cordillera, pero no abunda porque se han hecho pocos esfuerzos por cultivarlo. Los nombres anón cimarrón, riñón del monte en Venezuela y wild sugar apple en Trinidad atestiguan a la condición silvestre de la mayoría de los árboles. No obstante, la fruta es popular y se cultiva ampliamente en áreas de Brasil y Perú.
El anón cimarrón florece mayormente de julio a septiembre y fructifica de noviembre a enero. Las semillas germinan con facilidad, los arbolitos crecen rápido y los árboles maduros fructifican a los tres o cuatro años de edad.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Historia de dos ciudades

Un viajero que se aproximaba a una gran ciudad le preguntó a una

Publicacion Completa
Lionel Valentín Calderón 28 de octubre de 2020

Falsedades sobre el Río Grande de Añasco

Se ha declarado que el «Río de Añasco, se nutre de cientos de

Publicacion Completa
Jaime Carrero Concepción 28 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía