Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Arañitas de esquinas

Estas arañas pequeñas se encuentran en las esquinas entre paredes, en los rincones donde las paredes se encuentran con el techo, en marcos de puertas, en la base de las ventanas, en zócalos, debajo y detrás de cuadros, gabinetes, camas y muebles, y en las esquinas de los clósets. Son pequeñas y tejen telas irregulares que con el tiempo se acumulan en lugares que no se limpian a menudo. Sus telas capturan hormigas, mosquitas, mosquitos y una variedad de insectos pequeños que entran a las casas atraídos por las luces. Las presas son mordidas, paralizadas con veneno y envueltas en seda. La araña puede consumir la presa de inmediato o regresar más tarde a ella. Llegado el momento de alimentarse, la araña inyecta enzimas digestivas y luego chupa los productos de la digestión, quedando atrás solamente la cutícula o exoesqueleto del insecto.
Physocyclus globosus, conocida en inglés como short-bodied cellar spider y round-bodied daddy-longleg, se distingue de las otras arañitas caseras por su cuerpo compacto y sus patas muy largas. Debido a la última característica, en Costa Rica se le llama araña patona de casa. Habita en cuevas, debajo de piedras y dentro de edificios en climas cálidos alrededor del mundo. Los machos se encuentran a menudo cerca de las hembras y se distinguen por sus pedipalpos más grandes, que usan para transferir los espermatozoides durante el encuentro sexual. La hembra deposita sus huevos en saquitos redondos de seda que coloca en la telaraña. Algunos miembros de la familia Pholcidae se alimentan de otras arañas y de sus huevos, o invaden sus telas para robarles el alimento.
Nesticodes rufipes, conocida en inglés como red house spider, pertenece a la misma familia de las viudas (Theridiidae) y como éstas teje una tela irregular donde permanece en espera de la presa. En Hawái se ha encontrado alimentándose de cucarachas atrapadas en trampas de pega. Su cuerpo es rojizo, con el abdomen globular y generalmente más oscuro. El macho se parece a la hembra pero es más pequeño, tiene el abdomen proporcionalmente más reducido y sus pedipalpos son notablemente más grandes. Los pedipalpos son usados para transferirle a la hembra un paquete de espermatozoides durante la cópula. La hembra deposita sus huevos en un saco de seda redondo, aproximadamente del mismo tamaño que su abdomen, y lo coloca en un lugar protegido de su guarida. Nesticodes rufipes ha sido transportada por el ser humano a todas partes del mundo.

Foto: Gary McClellan

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

Deja una respuesta

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar