Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Bilharzia y caracol

Biomphalaria glabrata- La bilharzia o esquistosomiasis es causada por pequeños gusanos que se alojan en las vénulas de los mesenterios intestinales. Allí viven alimentándose de sangre y liberando huevos que salen en el excremento. Los huevos que llegan a un cuerpo de agua producen una larva ciliada llamada miracidio que nada hasta encontrar un caracol que le sirve de hospedero intermediario. En el tejido del caracol se multiplican y se produce otra larva llamada cercaria.
Éstas nadan hasta encontrar una persona, cuya piel penetran, causando un picor que los jíbaros llamaban piquiña. Las cercarias, ahora convertidas en otra larva, viajan a los pulmones, de allí al corazón, luego al hígado y finalmente a los mesenterios intestinales.
Biomphalaria glabrata fue el hospedero intermediario del parásito Schistosoma mansoni en Puerto Rico. Su distribución y por lo tanto la incidencia de bilharzia aumentó cuando empezó a sembrarse caña en los llanos costeros. Los caracoles se propagaron por los canales de riego y con ellos se propagó la enfermedad. La bilharzia fue identificada en el 1904 por el médico puertorriqueño Isaac González Martínez. Su descubrimiento fue seguido más tarde por un intenso esfuerzo para controlar la enfermedad mediante el uso de medicamentos para matar el parásito, el uso de letrinas para evitar que los huevos del parásito llegaran a los cuerpos de agua, la aplicación de compuestos para matar los caracoles, y la introducción del caracol Marissa cornuarietis para competir con Biomphalaria y destruir sus masas de huevos. Gracias a estos esfuerzos, hoy no hay transmisión de bilharzia en la isla.

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

Deja una respuesta

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Casillas de Camineros de Puerto Rico Ponce 3

Ponce 3

PROYECTO PONCE-JUANA DÍAZ: Esta casilla se encuentra en la Carretera 14, kilómetro 3.4 (antes Carr. 1, km.

Leer Más >>