Blas el Campanero

Compártelo en tus Redes Sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Blas era el Campanero mayor de la Catedral de San Juan. Su familia no fue afortunada ni en lo económico ni en lo social. Para sobrevivir hacía trabajos humildes y su tiempo libre lo utilizaba en ayudar a los demás.Una de sus responsabilidades era atender los menesteres de la Iglesia Catedral. Era muy estimado por el párroco por su humildad y laboriosidad.
Un día le fue encomendado el campanario de la iglesia.

—“ Blas , tú serás el campanero de nuestra Catedral. Velarás por el orden de la iglesia y sobre todo por la puntualidad del toque de campanas. Para que estés cerca dormirás en el “ranchito” detrás de la Catedral”.

Una tarde , casi entrada la noche salió Blas a toda prisa. Sabía que tenía que regresar pronto para repicar las campanas de las siete de la noche. Se le hizo tarde el regreso por lo que venía corriendo por aquellas calles estrechas y oscuras. De pronto tropezó con un extraño bulto. Era una pobre y andrajosa anciana. Ésta le extendió la mano pidiendo limosna

—”Señor por favor que se me hace tarde”.
—“Debo ir a la Iglesia a tocar las campanas. Si no las toco a tiempo la gente se confundirá con la hora”.

Al ver que la anciana insistía, ni corto ni perezoso , cargó a aquella mujer sobre sus hombros y la llevó con él hasta la Catedral. Allí se sentó a compartir su comida con aquella pordiosera, cuya única casa era la calle.

—”Come ligero abuelita que debo ir a tocar las campanas”.

Pero la anciana levantó su mano , señaló con su dedo las campanas y estas como por arte de magia comenzaron a repicar.

—“Cuando se te haga tarde para tocar las campanas llámame. Gerardina, Gerardina, ven en mi ayuda. Y yo te ayudaré. Dondequiera que esté; tocaré las campanas por ti “.

Por muchos años más vivió el Campanero. Pero como a todos, le llegó el momento de partir de este mundo. Dice la leyenda que el día que murió Blas las campanas sonaron y doblaron solas por largo tiempo. Anunciaban que el Campanero había muerto.
¿Pero quién tocaba las campanas? ¿Sería Gerardina?

NOTA: Publicación autorizada por Lionel Valentín Calderón, Administrador del Portal. Hasta donde nos es posible damos crédito a los autores de los artículos cuando se nos proveen. Si encuentras algún error no vaciles en publicar las correcciones como comentarios o puedes comunicarte con nosotros enviando las pruebas y evidencias de lo que afirmas y haremos las correcciones necesarias de inmedito.

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • Añadir comentario

    También te puede interesar

    Playero Coleador

    Playero Coleador

    Actitis macularius- El Playero Coleador (Spotted Sandpiper) nos visita de agosto a abril. Es uno de los playeros más comunes durante el invierno. Anida en Norteamérica, desde Alaska hasta el área central de los Estados Unidos.

    Artículo Completo »
    El farol mágico

    El farol mágico

    Benjamín Negrón Rodríguez– Cuentan los vecinos del barrio Maricao de Vega Alta, que hace muchos años aparecía en aquel barrio, en una finca adentrada en

    Artículo Completo »