Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Blechnum

Blechnum fragile (Liebm.) C. V. Morton y Lellinger BASÓNIMO: Lomaria fragilis Liebm. Helecho poco leñoso, hemiepífito, escandente mediante raíces adventicias, el cual alcanza 2m de largo.
Rizomas gruesos, 0.8-1.5 cm de ancho, densamente cubiertos por escamas subuladas, algo onduladas, ciliadas, ferrugíneas, 8-17 mm de largo. Frondas más o menos agrupadas, arqueadas, ascendentes o colgantes, dimorfas; láminas pinnadas, membranáceas.
Frondas estériles 40-60 × 4-12 cm, con contorno elíptico, el ápice acuminado o caudado, la base aguda (las pinnas gradualmente reducidas en tamaño hacia la base); pinnas 25-75 pares, oblongodeltadas, el ápice acuminado, los márgenes revolutos, a veces con diminutas proyecciones callosas; haz opaco, con el nervio central prominente; envés opaco, más claro que el haz, con el nervio central prominente; estípite 10-18 cm de largo, negruzco o marrón con algunas pinnas vestigiales. Frondas fértiles levemente menores que las estériles; pinnas 28-41 pares, lineares; indusios tan anchos como la mitad del ancho de la pinna.
Fenología: Se encuentra en estado fértil durante todo el año. Estatus: Nativa, común. Distribución: En bosques húmedos de elevaciones medias y altas a lo largo de la Cordillera Central y la Sierra de Luquillo. También en Jamaica, Cuba, la Española, sur de México y Centroamérica. Bosques Públicos: Carite, El Yunque, Guilarte y Toro Negro.

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

Deja una respuesta

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Guanina

Cayetano Coll y Toste- Caía la tarde envuelta en radiantes arreboles. Don Cristóbal de Sotomayor, sentado en

Leer Más >>
Publicación autorizada por Lionel Valentín Calderón, artista, escritor y Siervo del Señor.