Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Bolsero de Baltimore

José A. Mari- (Icterus galbula)- El Bolsero de Baltimore (Baltimore Oriole) es un visitante poco frecuente entre septiembre y mayo. Anida desde el sureste de Canadá hasta el norte de Alabama y Georgia. Inverna en la Florida, México, Centroamérica, las Antillas y el norte de Sudamérica. Mide unas 8 pulgadas.
Habita principalmente en bordes de zonas forestales y terrenos agrícolas. Explora la vegetación en búsqueda de insectos y arañas, aunque también consume caracoles, frutas y néctar. Puede atraerse con frutas maduras, comederos y botellas con néctar para zumbadores. En Norteamérica construyen entre mayo y junio un nido colgante en forma de canasta que fijan a las ramas de un árbol.
La hembra pone de cuatro a seis huevos blancos con manchas pardas y los empolla por unos 14 días. El macho tiene plumas negras en la cabeza, garganta, nuca y mejillas, formando una capucha. El pecho, vientre, flancos y base de la cola son anaranjados. La hembra no tiene la capucha negra y el anaranjado de su cuerpo es más pálido, mientras que su espalda, alas y cola son pardo pálido. Las alas de ambos sexos tienen barras blancas. El pico y las patas son de color gris.

Foto: Dominik Hofer.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Parroquia San Agustín Puerta deTierra

Parroquia San Agustín

Johnny Torres Rivera- En 1886 se erigió una pequeña iglesia de madera en el costado que da al Atlántico, para servir a los que habitaban en Puerta de Tierra. La capilla medía unos treinta pies por sesenta. Junto a ella estaría el sacerdote que vendría de la parroquia matriz, San Francisco, a atender a sus

Leer Más >>