auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Bosque Estatal del Nuevo Milenio

El Bosque Estatal del Nuevo Milenio es uno de los 20 bosques estatales de Puerto Rico. Este bosque ubica en el Municipio de San Juan y comprende un área aproximada de 400 cuerdas al Este del Jardín Botánico de Río Piedras. El área de este bosque corresponde a un bosque húmedo subtropical.
Ante la iniciativa de diversos grupos comunitarios, ambientales y académicos de proteger uno de los últimos pulmones verdes del área metropolitana, el 13 de febrero de 1998, el Gobernador de Puerto Rico firmó la Orden Ejecutiva 1998-04, en la que se reconoce el valor forestal de los terrenos aledaños al Jardín Botánico en Río Piedras y el 20 de julio del mismo año, la Decimotercera Asamblea Legislativa declaró la utilidad pública de estos terrenos con la aprobación de la Resolución Conjunta Núm. 192.
Este esfuerzo de conservación cobra relevancia por la ubicación de este bosque en uno de los municipios más densamente poblados. Asimismo, porque parte de los terrenos del Bosque Estatal del Nuevo Milenio ha sido topográficamente perturbada, incluso existía una cantera, el Bosque Estatal del Nuevo Milenio forma parte del Corredor Ecológico de San Juan, en virtud de la Ley Núm. 206 de 28 de agosto de 2003, según enmendada.
Por otro lado, el Plan de Ordenación Territorial del Municipio de San Juan, vigente desde el 13 de marzo de 2003, reconoce el valor ecológico del bosque clasificando como suelo rústico común o especialmente protegido los terrenos que lo componen por medio del Plan Especial Temático de Conservación Núm.6. La integración del Bosque Estatal del Nuevo Milenio con los otros componentes del Corredor Ecológico crea un cinturón verde que ocupa el 3.4% del territorio capitalino. Los terrenos que comprenden el Corredor Ecológico de San Juan constituyen el 7.5% de la infraestructura verde existente en el Municipio de San Juan. Datos de la organización American Forests (2002) señalan que dicha infraestructura se distribuye entre cobertura forestal (26%), espacios abiertos (15%) y
cuerpos de agua (4%).
Este bosque urbano posee un valor singular en términos ambientales, económicos y sociales. Entre los beneficios que proveen los bosques urbanos, podemos mencionar que:

  • Reducen contaminantes gaseosos al absorberlos del aire a través de poros en la superficie de las hojas.
  • Proveen aire más puro para las comunidades circundantes.
  • Conservan los cuerpos de agua al reducir la erosión y sedimentación.
  • Amortiguan los niveles de sonido.
  • Protegen contra inundaciones.
  • Reducen la temperatura del aire.
  • Aumentan el valor de las propiedades aledañas.
  • Crean una sensación de relajamiento y bienestar en la comunidad.
  • Son hábitat para la vida silvestre.
  • Poseen valor paisajista.
  • Proveen oportunidades recreativas accesibles dentro de la ciudad.

El Corredor Ecológico forma parte de la cuenca hidrográfica del Estuario de la Bahía de San Juan, área desarrollada en sobre un 80%. El Corredor brinda amortiguación y filtro a las escorrentías pluviales y contaminantes que llegan a los cuerpos de agua estuarinos, al igual que protección riparia a tributarios de aguadulce.
FLORA
Los terrenos del Bosque Urbano Nuevo Milenio, en la periferia del Jardín Botánico, se caracterizan por tener una vegetación arbórea de bosque secundario. Es decir, un bosque que ha surgido después que el lugar fue deforestado. En este bosque podemos encontrar una variedad de especies de árboles nativos, como las siguientes: Cojóbana (Adenanthera peregrina). Roble nativo (Tabebuia heterophylla). Corcho bobo (Guapira fragans). Algarrobo (Hymenaea courbaril). Yagrumo (Cecropia schreberiana). Palma real (Roystoena borinquena), endémica de Puerto Rico.
También se encuentran la acacia amarilla (Albizia lebbeck), la albizia (Alibizia procera) y el pterocarpus (Pterocarpus indicus), que son especies introducidas.
FAUNA
Entre las especies de aves nativas encontramos: la tórtola cardosantera (Zenaida aurita), paloma turca (Columba squamosa), zorzal de patas coloradas (Mimocichla plumbea), pitirre (Tyrannus dominicensis), ruiseñor (Mimus polyglottos), reinita (Coereba flaveola), guaraguao de cola roja (Buteo jamaicensis), zumbador dorado (Anthracothorax dominicus). Ejemplos de aves endémicas observadas en el bosque son: carpintero de Puerto Rico (Melanerpes portoricensis), reina mora de Puerto Rico (Spindalis portoricensis), llorosa de Puerto Rico (Nesospingus speculiferus) y zumbador verde (Anthracothorax viridis). Entre las aves migratoria podemos mencionar: reinita trepadora (Mniotilta varia), golondrina de iglesias (Progne dominicensis) y julián chiví bigotinegro (Vireo altiloquues).
Entre los anfibios y reptiles identificados en el Bosque Urbanos del Nuevo Milenio mencionamos: el lagartijo común (Anolis cristatellus), lagartijo de las yerbas (A. pulchellus), coquí común (Eleutherodactylus antillensis) y ranita delabio blanco (Leptodactylus albilabris).

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Los pobladores de la aldea

Inútiles resultaron las pesquisiciones que hiciéramos para averiguar los nombres de aquellas personas

Publicacion Completa
Andrés Méndez Liciaga 21 de octubre de 2020

La Constitución de 1952 y la comunidad internacional

Mario R. Cancel Sepúlveda- El próximo movimiento de Estados Unidos fue presentar su informe

Publicacion Completa
Mario R Cancel Sepúlveda 21 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía