auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Bosques y Parques Publicos

ELBERT L. LITTLE, JR.- El sistema de bosques públicos en Puerto Rico es uno de los recursos naturales más importantes en e l Estado Libre Asociado. Con un total de 15 unidades, incluyendo unos 88,000 acres, estos bosques son no solamente diversos sino bien distribuidos en toda la Isla.
Aislados principalmente para proteger los valores del suelo y el agua, estas áreas forestales varían desde los manglares más grandes a lo largo de la costa hasta los picos más altos de la Cordillera Central y las Montañas de Luquillo. Estos incluyen las áreas más secas de la Isla y las más húmedas.
Ecológicamente los bosques públicos tienen un valor inigualable. Contienen casi todos los bosques vírgenes que quedan en la Isla. Incluyen áreas representativas de los mayores ecosistemas naturales. Contienen, con pocas excepciones, todas las especies de árboles y plantas endémicas de Puerto Rico en números suficientes para asegurar su supervivencia a despecho de la destrucción continua, de otras áreas forestales. Para la mayoría de las especies de árboles raras y en peligro, así como para alguna de la vida silvestre, estos bosques son actualmente su único hábitat protegido y por lo tanto su mejor base para sobrevivir. Además, contienen un gran número de árboles cultivados en plantaciones madereras. Y están protegidos y disponibles para estudio.
El Bosque Nacional del Caribe (Bosque Experimental de Luquillo) es administrado por el Instituto de Dasonomía Tropical del Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, que tiene oficinas centrales en Río Piedras. Los otros bosques públicos son administrados por el Departamento de Recursos Naturales de Puerto Rico.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Límite territorial de Añasco Abajo

Partiendo de la desembocadura del caño La Puente, o la Bahía de Añasco,

Publicacion Completa
Dr Fabián Méndez Rodíguez 26 de noviembre de 2020

Los dos monjes

Un día dos monjes iban caminando por el campo. Iban camino a otro

Publicacion Completa
Lionel Valentín Calderón 26 de noviembre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía