Casa de la Bandera en Adjuntas

Compártelo en tus Redes Sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Miladys Soto De seguro han visto las fotos en redes sociales. El Puente colgante con la bandera de Adjuntas pintada, y al lado, una casa cuyo techo muestra orgullosamente la bandera de Puerto Rico.

Sin embargo, detrás del pintoresco lugar yace una historia de cómo el Boricua se las ingenia ante la necesidad. José Guzmán contó que todo comenzó hace 20 años tras el paso del huracán Georges.

La casa de la familia Guzmán quedó incomunicada, por lo que se las ingeniaron con los escombros para hacer un puente y que tanto ellos como los vecinos no tuvieran que pasar a través del río. Este recordó que utilizaron el puente durante cinco años hasta que el municipio le hizo uno en concreto que conecta actualmente con las residencias.

“Para María, el viento se llevó las tablas que había”, expuso Guzmán, quien agregó que se inspiraron a hacer lo que ahora atrae a decenas de turistas y locales tras las visitas de “La Voladora Boricua”, que paraba en el lugar para que sus pasajeros saludaran.

Según, su esposa Ada Torres fue la de la idea de pintar la bandera en el techo. Al día siguiente ya estaban en el proceso de pintarla. Desde que pintaron la bandera no han dejado de recibir visitantes, que reciben siempre con una gran sonrisa.

¿Cómo llegar y qué hacer una vez en el lugar?

La casa está ubicada en la carretera 135, kilómetro 16.5. Las coordenadas exactas del lugar son 18.189242, -66.774539. Lamentablemente el lugar no cuenta con estacionamiento por lo que los visitantes deben estacionarse a la orilla de la carretera con mucha precaución.

De igual forma, los visitantes deben cumplir con ciertas reglas, como no brincar, no correr ni sacudir el puente. Además, solo pueden pasar tres personas a la vez.

“La gente viene aquí a sonreír, nadie viene a llorar”, comentó Guzmán sobre el proyecto, que, aunque no cobra entrada sugiere un donativo para el mantenimiento del puente y la compra de la pintura.

Finalmente, Guzmán expuso que en el futuro espera vender frituras y botellas de aguas para quienes visitan el lugar para la foto del recuerdo.

NOTA: Publicación autorizada por Lionel Valentín Calderón, Administrador del Portal. Hasta donde nos es posible damos crédito a los autores de los artículos cuando se nos proveen. Si encuentras algún error no vaciles en publicar las correcciones como comentarios o puedes comunicarte con nosotros enviando las pruebas y evidencias de lo que afirmas y haremos las correcciones necesarias de inmedito.

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • Añadir comentario

    También te puede interesar

    Playero Coleador

    Playero Coleador

    Actitis macularius- El Playero Coleador (Spotted Sandpiper) nos visita de agosto a abril. Es uno de los playeros más comunes durante el invierno. Anida en Norteamérica, desde Alaska hasta el área central de los Estados Unidos.

    Artículo Completo »
    El farol mágico

    El farol mágico

    Benjamín Negrón Rodríguez– Cuentan los vecinos del barrio Maricao de Vega Alta, que hace muchos años aparecía en aquel barrio, en una finca adentrada en

    Artículo Completo »