Casilla de Mayaguez
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Casilla de Mayagüez

Esta casilla se encuentra en el Bulevar Alfonso Valdez, una sección de la Carretera no. 2 (km. 186.6) cuando dicha vía cruzaba la ciudad. Fue usada por el Departamento de Transportación y Obras Públicas hasta la década de 1990, cuando fue cerrada y abandonada. Cuando la carretera se amplió, alrededor de 1995, la casilla fue levantada y movida hacia atrás para evitar su demolición. A pesar del esfuerzo, siguió abandonada y hoy está en ruinas. Sólo quedan en pie la fachada anterior y las paredes laterales.

La casilla fue dañada por el terremoto de 1918. Durante la reparación se instaló un sistema de varillas internas atornilladas a placas exteriores que ataron y estabilizaron las paredes. También se extendió hacia arriba la pared del cobertizo usando materiales tan parecidos a los originales que en fotografías antiguas parece ser una pared original; sin embargo, el plano del proyecto revela que no es así. La casilla sufrió más cambios posteriormente, que incluyeron la adición de un pórtico de concreto (eliminado cuando se mudó la casilla) y de un alero sobre una ventana lateral convertida en puerta. Durante el traslado se añadió la base de cemento visible en varias de las fotografías.

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

Deja una respuesta

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar