Cataño

auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Cataño

EDPR- Cataño está localizado en la costa norte de Puerto Rico, a orillas de la Bahía de San Juan. Su superficie ocupa 12.6 kilómetros cuadrados (5 mi 2), siendo así el pueblo más pequeño de la Isla. También se conoce como “la antesala a la ciudad capital”, “el pueblo que se negó a morir”, “el pueblo olvidado”, “el pueblo de los jueyeros” y “el pueblo de los lancheros”. Según el censo del 2000, su población general era de 30,071 habitantes catañenses. Esta población se distribuye en dos barrios: Cataño Pueblo y Palmas. Al presente, entre sus industrias predominantes figuran la refinería, el comercio y la distribución y manufactura de ron.
Sus fiestas patronales se celebran en honor a la Virgen del Carmen.

Geografía

El municipio de Cataño está localizado en la costa norte. El océano Atlántico limita su región norte y este, el pueblo de Toa Baja delimita la región norte y oeste. Por su parte, Guaynabo y Bayamón demarcan la zona sureña de este pueblo. Su topografía está constituida por tierras bajas y planas y pertenece a la región de los llanos costaneros del norte. Entre sus recursos naturales más valiosos figuran la Ciénaga de las Cucharillas y parte de la Bahía de San Juan. En su costa se encuentran las puntas Cataño y Tocones. Además, muy cerca de esta última está la Isla de Cabras.

Fundación e historia

En tiempos del Gobernador Francisco Bahamonde de Lugo (1564 -1568) hubo la necesidad de solicitar los servicios de un médico español. El escogido fue Hernando de Cataño quien, al aceptar el cargo, recibió como pago un solar y varias caballerías de tierra en unos terrenos ubicados frente a la isleta de San Juan. Así, el lugar se reconoció con el nombre de su dueño.

A mediados del siglo XIX, se fundó una compañía de transporte que facilitaba el traslado de mercancía y pasajeros a través de la Bahía de San Juan. Este movimiento ayudó a que Cataño aumentara su población y se transformara en uno de los barrios más prósperos de Bayamón. A la altura de 1893 ya contaba con la Parroquia Monserrate, autorizada por el Obispo Juan Antonio Puig. Finalmente, en 1927, Cataño se convirtió oficialmente en municipio.

La fundación de este pueblo no se debió del todo a un esfuerzo individual de los residentes sino también a un juego político. En la década de 1920, el municipio de Bayamón estaba dirigido por una administración municipal con ideología contraria a la mayoría que controlaba la Legislatura insular. Como estrategia política se autorizó la separación de Cataño y así debilitar al “enemigo”, al mismo tiempo que se complacían los deseos de cierto sector adinerado. El 1 de julio de 1927, se aprobó la Ley para constituir la municipalidad de Cataño, el cual se compondría de los barrios Cataño y Palmas.

Símbolos: Bandera: La bandera de Cataño consta de nueve franjas horizontales color blanco y azul. Cruza las mismas una faja diagonal que alterna los colores verde y blanco. Esta última representa las palmas de cocotero destacadas en el escudo municipal. A su vez, la franja se utilizó para distinguir la bandera municipal de los pabellones de Grecia y Uruguay.

Escudo: El escudo de Cataño se compone de nueve franjas horizontales: cuatro son color azul y cinco, plateadas. Los colores se tomaron del blasón familiar de don Hernando de Cataño, ilustre médico e hidalgo, cuyo apellido honra el nombre del pueblo. A su vez, el plateado es símbolo de nobleza mientras que el azul es de realeza, majestuosidad, hermosura y serenidad. En la parte superior del escudo reposa una corona mural de tres torres, distintivo de los blasones municipales. El escudo se encuentra rodeado de dos palmas de cocotero color verde, que aluden al antiguo Hato de las Palmas de Cataño, antiguo nombre del municipio.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Albizu Campos -Concepto de raza

Mario R. Cancel-Sepúlveda -Cuando el Presidente de la República del Plata, Don Hipólito

Publicacion Completa
Mario R Cancel Sepúlveda 26 de octubre de 2020

Guilarte

Ubicado entre los municipios de Adjuntas, Guayanilla, Peñuela y Yauco. Carretera 131, intersección

Publicacion Completa
Lionel Valentín Calderón 26 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía