Central Florida de Santa Isabel

También te puede interesar

No se debe confundir Florida Central con la  Hacienda Florida ubicada en Yauco, ni confundir a esta familia Cabrera con los dueños de Central Boca Chica . ​En 1844, dos años después de la fundación del pueblo de Santa Isabel, José María Colón, su primer Alcalde, adquirió de la familia Valdivieso 237 hectáreas, el ingenio azucarero, 8 esclavos y otros bienes de la Hacienda Florida por 30.826 pesos.  

Ese mismo año Colón vendió la Hacienda Florida a Nicolás Márquez (-1871) quien había establecido la Hacienda Isidora en Salinas y también poseía una hacienda en Ponce. Esta fecha se verifica por el hecho de que el 21 de marzo de 1844 se le otorgó una concesión de derecho de agua a N. Márquez para fines de riego en su Hacienda Florida. Después de la muerte de Nicolás, la hacienda pasó a ser propiedad de su finca y administrada por el esposo de su hija Carmen, Pedro R. Morales.  

Entre 1846 y 1886 se construyó un sistema de riego por parte de los propietarios de tres haciendas de la zona; Florida, Santa Isabel y Destino . Los fondos para la construcción provinieron de su propio dinero y la ayuda de la Corona española. Consistía en un conjunto de estructuras construidas en mampostería de ladrillo, piedra y mortero de cal con enlucido de hormigón para transportar agua desde el río Coamo hasta los campos de sus plantaciones de caña de azúcar. Conocido como el Sistema de Riego de las Tres Haciendas, fue inscrito en el Registro Nacional de Lugares Históricos el 13/12/2016.​

En 1874, la Hacienda Florida fue vendida por Sucesión Márquez a los hermanos Enrique y Carlos Cabrera Martínez (1806-1885). Finalmente, Carlos y su esposa Francisca Paz Valls (1833-1915) compraron la participación de su hermano Enrique y se convirtieron en los únicos propietarios de Hacienda Florida.
 La hacienda fue heredada por los hijos de Carlos Carlos (1857-1930) y Adolfo (1867-1940) Cabrera Paz. Los dos hermanos se casaron con dos hermanas; Adolfo se casó con Margarita Benvenutti Ducler (1878- ) y Carlos se casó dos veces, la primera con Norberta Cuesta Haro (1866-1931) y la segunda con Carolina Benvenutti Ducler (-1920) quien tuvo un matrimonio anterior con Eugenio de Anca.

Los hermanos Cabrera siempre tuvieron el deseo de tener su propio ingenio azucarero. Cuando la South Porto Rico Sugar Company estableció la Central Guánica, había planes para establecer un segundo ingenio azucarero en Santa Isabel, donde los Cabrera ocupaban un lugar destacado. Sin embargo, este plan nunca se materializó y, finalmente, en 1909, South Porto Rico Sugar Co. adquirió la cercana  Central Fortuna . Debido a que el plan con la South Porto Rico Sugar Co. no se concretó, en 1902 los Cabrera celebraron un “colono” o acuerdo de plantadores de azúcar con Central Aguirre  para procesar la caña de azúcar cultivada en las tierras de Hacienda Florida.

A pesar del acuerdo de colono, en 1907 Carlos Cabrera Paz, inició la construcción de un central azucarero con dinero prestado de Guillermo Cortada Torruella hijo de Ramón Cortada Quintana, cuya familia era propietaria de Central Cortada ; Carlos Armstrong Toro, Fritze, Lundt & Co., Eduardo Georgetti, propietario de Central Plazuela , Manuel Gonzalez Martinez, Rafael Fabián Fabián copropietario de Central Mercedita en Yabucoa, Central Constancia y Central Cortada , fue presidente del Banco Territorial y Agrícola, el segundo más grande de la isla. banco en 1910 y fue copropietario del restaurante establecido durante mucho tiempo La Mallorquina en el Viejo San Juan, Juan Carlos McCormick Hartman propietario de Central Machetey Ramón Aboy Benítez, cuya familia era propietaria de Central Arcadia en Vieques. Debido al acuerdo de “colono”, Aguirre entabló un juicio y en 1910 adquirió Florida Central.

Es un gran error pensar que Florida Central nunca operó, aunque ese podría haber sido el caso bajo la propiedad de Cabrera. La edición del 27 de mayo de 1911 de The Louisiana Planter and Sugar Manufacturer informa: “El Sr. John H. Hafemeyer, el afable y popular azucarero está de regreso en Nueva Orleans, después de haber completado la cosecha en Florida Centrale en Puerto Rico, donde (sic ) fue hace varios meses. El Sr. Hafemeyer informa que la campaña en Florida se redujo un poco, y se consideró conveniente, debido a la escasez de combustible de madera, moler una parte de la caña destinada a Florida en una fábrica vecina operada bajo el mismo auspicios.” 

La edición del 20 de enero de 1912 del mismo periódico informa: ” Central Aguirre en el sur, que compró la Florida Central hace un par de años y ha continuado operando la fábrica, intentará este año moler toda la cosecha en el antigua fábrica y probablemente se esforzará por vender la maquinaria de la segunda, que está en bastante buen estado, aunque no sólo actualizada”. Con base en estos informes, es evidente que Florida Central operó mientras estaba bajo la propiedad de  Central Aguirre .​

Desde 1974 los terrenos de Hacienda Florida pertenecen a la Autoridad de Tierras de PR. El 8 de diciembre de 1977, la Autoridad de Tierras de PR arrendó el terreno de Hacienda Florida y Hacienda Destino a Roy M. Spear en representación de John Scussel y su Land Management Inc. En 1981, Land Management Inc. se declaró en quiebra y la Autoridad de Tierras de PR recuperó el título de las propiedades.
 Los restos incluyen el edificio de procesamiento (primera imagen) y la vivienda del propietario que incluye una placa que indica que la casa era una vivienda típica del capataz (mayordomo) propiedad de las familias Valdivieso y Cabrera. La tierra que alguna vez se usó para cultivar caña de azúcar para Florida Central se usa actualmente para cultivar productos agrícolas.

NOTA

Fecha de establecimiento: 1907
Fecha de cese de operaciones: 1911
Anual Promedio: N/A
Mejor Año de Producción: N/A
Propiedad Familiar: Cabrera
Propiedad Corporativa: Compañía Azucarera Central Aguirre

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Email
WhatsApp