Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Central Guamaní, Guayama

IEDU- En el año 1924 se comienza a planificar la construcción de un ingenio azucarero el cual termina de construirse en el 1929. Era propiedad de Genaro Cautino y la Sucesión de José González y Co. En el 1930 se crea un consorcio de agricultores para promover la siembra de la caña de azúcar.
Sustituyo a la Central Columbia (demolida en 1938 por el huracán de San Felipe) aunque utilizo parte de la maquinaria y molino de esta. La maquinaria adicional y la fábrica fue construida por la Sucesión Abarca y tenía una capacidad de molienda de mil toneladas diarias. Para 1937 esta aumento a 1,200 toneladas.
El edificio de molinos media 180 pies de largo por 40 de ancho y 30 de alto. Tenía un tanque con capacidad para ½ millón de galones de melaza. Los campos de caña eran propiedad de Genaro Cautino y toda la caña molida por la Guamani provenía de estos. En el año 1963 la maquinaria fue vendida a la Central Aidsisa de las Filipinas.

Fecha de Fundación: 1930
Fecha de cierre:1963
Fundador: Don Genaro Cautiño Insua
Dueño: Don Genaro Cautiño, Guamani Sugar Co. (1930-1963)
Capacidad de molienda: 1,200 toneladas. (1937)
Año de mayor producción: 1934 con 15,773 toneladas
Poseía: 1 locomotora.
Ubicación: Guayama, Sector Jobos.
Colonias en: Guayama

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

mood_bad
  • No comments yet.
  • Add a comment

    No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

    Patrocinadores de Oro

    Publicaciones que también te pueden interesar

    Publicación autorizada por Lionel Valentín Calderón, artista, escritor y Siervo del Señor.