Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Central La Juanita, Bayamon

IEDU- En 1895, la Central Juanita fue fundada por don Antonio Monroig. Para 1902, poseía 1,200 cuerdas y se le instalo luz eléctrica. En 1901, se le instalo una chimenea de mampostería. Para ese año elaboraba 40 toneladas de caña diaria. Utilizaba el Río Bayamón para mover las canas por medio de ancones hasta la central.
En el 1911 se incorpora como Central Juanita Inc. Al ser adquirida por la familia Fonalleda. Para 1935tenia una capacidad de molienda de mil toneladas diaria. Capacidad que aumento hasta las 2,77 en 1944 y a 3,300 para 1953. Para esta fecha no poseía tierras propias de cultivo por lo que dependía de los colonos establecidos independientemente en sus propias tierras o en tierras pertenecientes a la Central.
El crecimiento del área urbana de Bayamón y el desarrollo de complejos residenciales, junto con la disminución de las tierras de cultivo provocaron su cierre en 1963.En ese año fue vendida por 2 millones y trasladada a las Filipinas donde comenzó a operar con el mismo nombre en 1966.

Fecha de Fundación: 1895
Fecha de cierre: 1963
Fundador: Antonio Monroig
Dueños: Antonio Monroig (1895-1911); Central Juanita Inc. (Familia Fonalleda) (1911-1963)
Capacidad de molienda: 3,300 toneladas.(1953)
Año de mayor producción: 1952 con 44,373 toneladas
Poseía: 3 locomotoras.
Ubicación: Bayamón
Colonias en: Bayamón

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

Deja una respuesta

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Publicación autorizada por Lionel Valentín Calderón, artista, escritor y Siervo del Señor.