auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Central Monserrate, Manati

IEDU- Comenzó como la Hacienda Tamarindo. Propietarios la Familia González, (venezolanos) los cuales montan un trapiche de bueyes y una fabrica. Al morir los dueños la hija, Petrona González hereda la hacienda. En el año 1857 está vende la hacienda al Salvador Calaf (español). En el 1863 le suma otras fincas y le cumple la petición que le hiciera a Bernarda González de cambiarle el nombre a la Hacienda Tamarindo por Monserrate.
El Sr. Calaf para poder modernizar la hacienda le compra a José Ramón Fernández de la Hacienda La Esperanza una pequeña máquina de vapor. Calaf le vende la hacienda a José Lucas Aranzamendi pero este cayó en quiebra y Calaf vuelve a comprar la hacienda. En el año 1869. El Sr. Calaf y Sierra y su hijo Federico Calaf Collazo continúan modernizando la hacienda y consolidando propiedades. Adquieren las haciendas Santa Rita, Carmen, y Providencia.

En el año 1894 convierten la hacienda en “Central Monserrate”. Para 1902 tenía una capacidad de molienda de 190 sacos de azúcar diaria y empleaba 500 hombres. En 1935 podía moler mil toneladas diarias. El mismo incremento hasta alcanza las 2,900 toneladas para 1953. Además, almacenaba 35 mil sacos de azúcar y 1.2 millones de galones de melaza. Transportaba la caña a la central en vagones arrastrados por tractores. La falta de suficiente cana provoco su cierre en 1972. La Central Cambalache absorbió la caña que dejo de moler esta central. La Monserrate se encuentra a ½ milla del pueblo de Manatí y comparte el llano con la Central Plazuela.

Fecha de Fundación: 1894
Fecha de cierre: 1972
Fundadores: Salvador Calaf y Sierra. (español)
Dueño: Familia Calaf (1894-1972)Capacidad de molienda 2,900 toneladas.(1953)
Año de mayor producción: 1965 con 35,805 toneladas
Poseía: 9 locomotoras.
Ubicación: Manatí
Colonias en: Barceloneta y Manatí.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Albizu Campos -Concepto de raza

Mario R. Cancel-Sepúlveda -Cuando el Presidente de la República del Plata, Don Hipólito

Publicacion Completa
Mario R Cancel Sepúlveda 26 de octubre de 2020

Guilarte

Ubicado entre los municipios de Adjuntas, Guayanilla, Peñuela y Yauco. Carretera 131, intersección

Publicacion Completa
Lionel Valentín Calderón 26 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía