Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Central Santa Juana, Caguas

IEDU- La Central Santa Juana surgió de la consolidación de las haciendas San José, Buena Vista, Solá y Quiñones. Estas propiedades fueron adquiridas por un conglomerado belga. Fundada en el año 1905 por una Sociedad franco-belga. Estos introducen el ferrocarril y crean toda la infraestructura azucarera en el valle de Caguas.
En 1927,La Sociedad Anónima vende a una corporación norteamericana que funda a “United  Porto Rico Sugar Company” a cargo de Moisés A. Walter. En el año 1934 quiebra la United  y su principal acreedor “National City Bank” funda la  “Eastern Sugar Associates”. Este fue el periodo de mayor prosperidad económica de la Santa Juana. Para 1953, tenía una capacidad de molienda de 3,800 toneladas diarias. En 1941,la central inaugura una refinería utilizando el proceso de “Sucro-Blanc”.Esta conocida como la “Santa Juana Refinery , Inc”.
Tenía una capacidad de refinado de 200 toneladas de azúcar diarias. Refino de 1941a1964. Su marca de azúcar era la  “Blanquita”. La central cerró en 1965. En 1967 fue desmantelada y vendida a la Central Santa Ana en Guatemala.

Fecha de Fundación: 1905
Fecha de cierre: 1966
Fundador: “Sociedad Anónima de Azucares de San Juan”,“Societe Anonyme des Sucraries de Saint Jean”, Sociedad de inversionistas belgas.
Dueños: “Sociedad Anónima de Azucares de San Juan “,“Societe Anonyme des Sucraries de Saint Jean”, Sociedad de inversionistas belgas.(1905- 1927); United Porto Rico Sugar Co. (1927-1936); Eastern Puerto Rico Sugar Co (1936-1957); Fajardo Eastern Sugar Co. (1957-1961); C. Brewer (1961-1967)
Capacidad de molienda: 3,800 toneladas.(1953)
Año de mayor producción: 1952 con 43,906 toneladas
Ubicación: Caguas
Colonias en: Caguas, Aguas Buenas, Gurabo, Juncos y Humacao.

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

Deja una respuesta

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Publicación autorizada por Lionel Valentín Calderón, artista, escritor y Siervo del Señor.