auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Ciales

EDPR- Este pueblo está ubicado en la parte norte de la Cordillera Central. Se extiende a lo largo de 171.53 kilómetros cuadrados (66.23 millas²). Es conocido como “la ciudad de la Cojoba”, “la tierra del café” y “el pueblo de los valerosos”. Según el censo de 2000, su población general era de 19,811 cialeños. Nueve barrios comprenden su territorio: Ciales Pueblo, Cialitos, Cordillera, Frontón, Hato Viejo, Jaguas, Pesas, Pozas y Toro Negro. Su patrona es Nuestra Señora del Rosario. En este municipio se puede practicar la pesca deportiva en el Lago El Guineo donde se pueden atrapar chopas y lobinas.
La economía de este municipio es primordialmente agrícola. Su producto principal es el café pero también cultivan tabaco y frutos menores. Del mismo modo destaca la ganadería para la producción lechera. Por otro lado, el programa de Fomento Industrial del gobierno auspicia algunas de las fábricas en dicho municipio, como por ejemplo, la Thermo King de Puerto Rico, el principal fabricante de unidades de refrigeración para furgones en el mundo. Otro taller de trabajo son las fábricas de tabaco.
Geografía
Ciales se encuentra en la parte norte de la Cordillera Central. Limita al norte con los municipios de Arecibo, Florida y Manatí; al sur con Orocovis; al este con Morovis y Orocovis, y al oeste con Utuado y Jayuya. En su territorio convergen tres de las once regiones geográficas puertorriqueñas, es decir las Colinas Húmedas del Norte, las Montañas Húmedas del Este y las Montañas Lluviosas del Oeste. Sus suelos son relativamente profundos y de fertilidad media. Sus tierras son mayormente montañosas, lo que contribuye a que los terrenos dedicados al cultivo sean bastante empinados y que tengan declives de gran magnitud. Tiene muy pocas áreas llanas, las cuales se encuentran hacia la región este del municipio, a lo largo del Río Grande de Manatí.
Entre sus elevaciones se destacan el Pico Rosa con 4, 156 pies (1,267 metros) y los Tres Picachos con 3,949 pies (1,205 metros); ambas elevaciones son compartidas con el municipio de Jayuya ya que se encuentran localizadas en la frontera entre ambos municipios. Por su parte, el Cerro Vista Alegre con 1, 903 pies (580 metros) de altura está localizado en el barrio Toro Negro. Otros cerros de menor elevación son Cedro, Gordo y El Gato. Entre sus zonas más elevadas se localiza la Reserva Forestal Toro Negro.
La hidrografía de Ciales pertenece a la zona fluvial del Río Grande de Manatí, con excepción del Río Yunes el cual vierte sus aguas al Río Grande de Arecibo, por ello todas sus aguas fluyen en dirección norte hacia el Océano Atlántico. El Río Grande de Manatí atraviesa la zona este de Ciales y tiene como afluentes a los ríos Toro Negro y Cialitos y las quebradas: Saliente, Cojo Vales, Ventana y Los Quiñónez. Por su parte, el Río Toro Negro el cual demarca parte de la frontera entre Ciales y Orocovis recibe aguas de los ríos Bauta (y sus quebradas Cangilones, El Gato y Riachuelo) y Matrullas (y su Quebrada Novillo) y de las quebradas: La Mina, Pozas, Muda, Llanada, La Chorreta, Blancho, Minguillo y Manicaboa. El Río Cialitos se nutre de las corrientes del Río Barbas y de las quebradas Honda, Maquina y Puente. Por último, está el Río Yunes, el cual demarca la frontera entre Utuado y Ciales y parte de la frontera con Jayuya. éste recibe las aguas del Río de las Vacas y de las quebradas Muro, del bellaco, de Yeguadilla y Sumidero. A este sistema hidrográfico se le suma el lago El Guineo, origen del Río Toro Negro, localizado al sur del pueblo.

Fundación e historia

El origen del nombre de este municipio ha sido objeto de debate. Algunos opinan que proviene de la voz taína saibales, que significa “sitio de piedras”. Otros aseguran que deriva de la familia Celis, residentes iniciales de la región. En 1816, varios vecinos decidieron solicitar la separación de Ciales del municipio de Manatí para fundar un nuevo pueblo. Cuatro años más tarde, la Diputación Provincial autorizó el poblamiento. El pueblo quedó constituido con cuatro barrios: Alto de la Jagua, Ciales Pueblo, Cuadrillera y Pozas. Al la altura de 1828 ya contaba con una población de 1,004 habitantes. La zona urbana la constituían nueve casas y cinco bohíos, organizados en dos calles pobremente trazadas. En los campos yacían veintiocho casas y ochenta y dos bohíos.
Para mediados del siglo XIX, Ciales estaba compuesto por siete barrios; Hato Viejo, Cordillera, Frontón, Cialitos, Toro Negro, Pozas, Pesas y Jaguas, y su población había aumentado a 3, 074 habitantes. Este crecimiento permitió que el pueblo contara con una guardia urbana y cinco escuelas públicas en 1879. A finales del siglo XIX, la población era de 18,115 habitantes.
Símbolos
Bandera: La bandera de Ciales es una composición abstracta que toma sus colores y simbolismos de su escudo. Sus colores provienen del blasón de la familia del General Luis de Lacy. Se divide verticalmente en siete franjas: la primera, tercera, quinta y séptima son color amarillo, la segunda y sexta son rojas; la cuarta o central es morada. El amarillo alude al oro.
Escudo: El escudo es de fondo color dorado. En su centro presenta un león levantado en sus patas traseras de color morado. éste tiene la lengua roja y uñas plateadas y sostiene, entre sus garras delanteras, un pergamino enrollado de color plata. Simboliza al General Luis de Lacy, cuyo nombre llevó originalmente la población (Villa Lacy). Sobre su cabeza aciertan tres rosas heráldicas de pétalos rojos y hojas verdes que representan a Nuestra Señora del Rosario patrona del pueblo. Alrededor del escudo coinciden unas ramas de cafeto verde y sus bayas de color rojo en recuerdo a la abundante y rica vegetación de la zona. Los extremos de las ramas están atados por una cinta roja que se cruza bajo el escudo. Aquí se encuentra una cinta flotante blanca con la frase “LACI-ES” el cual es un anagrama de la palabra “Ciales” nombre del municipio. Finaliza el escudo una corona mural dorada como símbolo de municipalidad.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Juan Francisco Bianchi Bracety

AÑASCO 1829-1902 -Luisa Bracety Cuevas y Juan Bianchi Mattey fueron sus padres. Ella

Publicacion Completa
Jaime Carrero Concepción 25 de octubre de 2020

Corregidores y Alcaldes

Los deberes de éstos en lo económico y en lo gubernativo eran los

Publicacion Completa
Andrés Méndez Liciaga 25 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía