auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Cidra

Citrus medica (Rutaceae) La cidra es probablemente nativa del noreste de la India y China, su origen exacto se de s conoce porque s e ha cultivado y transportado durante siglos. Citrus es el nombre en latín para la fruta, mientras que medica deriva de Media, una antigua región ubicada en partes de Irak, Irán y Turquía. La planta crece como un árbol o arbusto de hasta 15 pies de altura con tronco de pocas pulgadas de diámetro. Las hojas miden hasta 7 pulgadas de largo y al frotarse huelen a limón. Las flores tienen cuatro o cinco pétalos, son fragantes y miden como pulgada y media de ancho; dependiendo de la variedad los capullos pueden estar teñidos de rojo. Las frutas son fragantes y varían mucho en textura, forma y tamaño; no solo entre variedades sino incluso en un mismo árbol. Son además grandes (hasta 1 pie de longitud) y tienen la corteza muy gruesa.
La cidra se introdujo a Puerto Rico alrededor de 1640 y se cultivó mayormente en las montañas al suroeste de Caguas, área que pasó a llamarse Sierra de la Cidra y donde en 1809 se fundó el pueblo de Cidra. Hoy se cultiva en las montañas de Adjuntas.
La cidra se cosecha cuando está echa pero la cáscara está verde. Entonces se lava y se fermenta durante varias semanas en agua salada. Luego se corta en dos, se remueve el centro (gajos y semillas), se pica según especifique el comprador y se exporta en salmuera a los Estados Unidos y Europa. Allá el producto se abrillanta y se usa en la producción de bizcocho de frutas (incluyendo el pannetone), pastas y otros dulces. Durante la década de 1970 la cidra se vendió localmente en almíbar, como se consiguen hoy la guayaba, la lechosa y la naranja. La competencia internacional ha mermado mucho la producción local.
La bebida llamada cidra que se consume durante el periodo navideño se prepara a partir de manzanas y no de la fruta llamada cidra. El árbol florece y fructifica durante todo el año, pero la cosecha es mayor de agosto a diciembre.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Falsedades acerca de La Plaza de Recreo

Falsedades de La Plaza de Recreo Se ha dicho que: En “Añasco se

Publicacion Completa
Jaime Carrero Concepción 28 de noviembre de 2020

Amor fraterno

Un padre dejó como herencia a sus hijos un campo de trigo. Los

Publicacion Completa
Lionel Valentín Calderón 28 de noviembre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía