Logo AEPR
Coquí y la Diosa

Coquí y la Diosa

Había una vez una hermosa diosa que se enamoró de Coquí, el hijo del jefe cacique. Cuando él fue a pescar, ella se aseguró de que volviera con una buena captura y este la elogió como muestra de agradecimiento. Una noche ella acudió a él en forma de una joven taína sucumbiendose ambos al amor.

La diosa le dijo a Coquí, que regresaría durante en la noche después de que saliera la luna, pero a la noche siguiente llegó, y con ella vino el malvado Juracán. El cielo se oscureció y sus vientos aullaron y la diosa intentó proteger a su amante, pero Juracán lo arrancó y nunca lo volvió a ver.

Ella no podía vivir sin su amado Coquí, así que para dar al mundo fe de su eterno amor creó una diminuta rana como representación de su amado y a la cual llamaba: ¡Co-kee! ¡Co-kee! ordenándole que en las noches, en el silencio de la eternidad ofreciera su canto a los habitantes de la tierra borinqueña.

Leave the first comment

Otras Publicaciones que pueden interesarte...

  • El As de Bastos

    Cayetano Coll y Toste- Como el Gobierno perseguía obstinadamente el juego de naipes, los empedernidos en ese vicio se daban…
  • José de Jesús Domínguez Gómez

    AÑASCO 1843-1898 55 MAYAGÜEZ -Nació el 24 de junio. Sus padres: José Celestino Domínguez Leañez y Carolina Gómez Cebollero. Casó…
  • La invasión de la American Federation of Labor

    Mario R. Cancel Sepúlveda- ¿Quién es Santiago Iglesias Pantín? Con las tropas invasoras norteamericanas en el 98, llegaron organizadores de…
  • Jagua

    Genipa americana -Rubiaceae- La jagua es nativa de Centroamérica, la mitad norte de Sudamérica y las Antillas. El árbol fue probablemente introducido al Caribe…