Logo AEPR
  • The Golden Stars

    Laura E. Castro Cardona- " La década del 60 marca una época de efervescencia musical para el Pepino, en especial…
  • Barranquitas Puerto Rico

    EDPR- Este municipio está situado en la región central de Puerto Rico y abarca 86.7 kilómetros cuadrados (33.5 millas2). Su…
  • Ceiba

    Dr. José A. Mari Mutt– El faro de Ceiba entró en servicio en el año 1908. Fue diseñado siguiendo el…
Coquí y la Diosa

Coquí y la Diosa

Había una vez una hermosa diosa que se enamoró de Coquí, el hijo del jefe cacique. Cuando él fue a pescar, ella se aseguró de que volviera con una buena captura y este la elogió como muestra de agradecimiento. Una noche ella acudió a él en forma de una joven taína sucumbiendose ambos al amor.

La diosa le dijo a Coquí, que regresaría durante en la noche después de que saliera la luna, pero a la noche siguiente llegó, y con ella vino el malvado Juracán. El cielo se oscureció y sus vientos aullaron y la diosa intentó proteger a su amante, pero Juracán lo arrancó y nunca lo volvió a ver.

Ella no podía vivir sin su amado Coquí, así que para dar al mundo fe de su eterno amor creó una diminuta rana como representación de su amado y a la cual llamaba: ¡Co-kee! ¡Co-kee! ordenándole que en las noches, en el silencio de la eternidad ofreciera su canto a los habitantes de la tierra borinqueña.

Leave the first comment

Otras Publicaciones que pueden interesarte...

  • Primeras Haciendas Cafetaleras

    Como resultado de la revolución haitiana, en la década del 1790 comenzaron a subir los precios del azúcar y del…
  • Leyenda de Sanamuertos

    Juan Manuel Delgado -El suceso se convirtió en leyenda. De generación en generación los cialeños la cuentan. La leyenda es…
  • Hacienda La Esperanza de Manatí

    Metro- Lynet Santiago Túa- En medio de interesantes recorridos por la Hacienda La Esperanza en Manatí, a cargo del programa…
  • Central Hacienda La Esperanza

    IEDU- Este ingenio fue fundado por José Ramón Fernández, Márquez de la Esperanza. Tiene un trapiche de balancín de seis…