Logo AEPR
Un espiritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el momento de la resurrección del pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello.
Coquí y la Diosa

Coquí y la Diosa

Había una vez una hermosa diosa que se enamoró de Coquí, el hijo del jefe cacique. Cuando él fue a pescar, ella se aseguró de que volviera con una buena captura y este la elogió como muestra de agradecimiento. Una noche ella acudió a él en forma de una joven taína sucumbiendose ambos al amor.

La diosa le dijo a Coquí, que regresaría durante en la noche después de que saliera la luna, pero a la noche siguiente llegó, y con ella vino el malvado Juracán. El cielo se oscureció y sus vientos aullaron y la diosa intentó proteger a su amante, pero Juracán lo arrancó y nunca lo volvió a ver.

Ella no podía vivir sin su amado Coquí, así que para dar al mundo fe de su eterno amor creó una diminuta rana como representación de su amado y a la cual llamaba: ¡Co-kee! ¡Co-kee! ordenándole que en las noches, en el silencio de la eternidad ofreciera su canto a los habitantes de la tierra borinqueña.

Compartelo en tus redes sociales favoritas

Déjanos saber tu opinión

Otras Publicaciones que pueden interesarte...

  • Vapor Carolina

    El hermoso vapor Carolina

    El hermoso vapor CAROLINA, brutalmente echado a pique por un submarino teuton, que no tuvo en cuenta que iba desarmado…
  • El indio Yacari

    El Indio Yacari

    Héctor García– Yacari acudió al llamado de don José Vidal el ex-alcalde de Guayama para que atendiera a su hija…
  • Juano Hernandez

    Juano Hernandez

    PQHDPR- Actor puertorriqueño nacido en San Juan, el 19 de julio de 1896. Siempre fue un aventurero y autodidacta. Al…
  • Bosque Estatal de Cerrillos

    Cerrillos

    Los terrenos alrededor del embalse de la represa Cerrillos en el barrio Maragües de Ponce fueron declarados Bosque Estatal mediante…