Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Diablito «Lonchura cucullata»

José A. Mari– El Diablito (Bronze Mannikin) reside todo el año en Puerto Rico. Es nativo de las sabanas de África y de islas cercanas en el Océano Índico. Se cree que llegó a Puerto Rico temprano durante el siglo 19 con el comercio de esclavos. Mide unas 4 pulgadas. Habita desde las montañas bajas hasta la costa. Vuela en bandadas en busca de semillas dondequiera que abunde la hierba, como en bordes de áreas boscosas, pastizales, cañaverales, bordes de zanjas, campos de golf, sabanas, ciénagas herbáceas, fincas con pastos y matorrales, y zonas urbanas.
Cuando algo los asusta vuelan a una rama cercana y se posan bien pegados unos a otros. Se reproduce todo el año. Construye un nido en forma de domo en una palma, arbusto o árbol. También anida en ventanas y faroles. La hembra pone tres o cuatro huevos blancos que mayormente ella misma empolla.
Se distingue por la cabeza casi negra, con las plumas de la espalda pardo oscuro, un retículo de escamas negras en los flancos, y el vientre blanco. Los jóvenes tienen la capucha marrón pálido o carecen de ella y no tienen escamas en los flancos. El pico es cónico y las patas son grises.
Se observa en pasto, en  patios y jardines.

Foto: José Almodóvar

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

Deja una respuesta

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar