auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Carite

DRNA- El Bosque Estatal de Carite es una de las 21 unidades forestales de Puerto Rico. Está ubicado en la Sierra de Cayey, al sudeste de la Isla, y entre los municipios de Cayey, Caguas, Guayama, San Lorenzo y Patillas. Está compuesto aproximadamente de 6,700 cuerdas (6,499 acres). Este bosque fue establecido por proclama en 1935, pero le aplican todas las disposiciones de la Ley de Bosques de Puerto Rico, Ley Num. 133 de 1 de julio de 1975, según enmendada. Fue designado para proteger las cuencas hidrográficas del Río Grande de Loíza, el Río Grande de Patillas y el Río La Plata, que eran afectadas por la erosión causada por la deforestación que ocurrió a principios del siglo XX, y para plantaciones con potencial maderero. Sin embargo, a través de los años, este bosque ha tenido otros propósitos como refugio de vida silvestre, la recreación y la investigación científica.
VALOR ECOLÓGICO
Fauna
Entre las especies que han sido reportadas se encuentran 49 especies de aves (9 endémicas), 15 especies de anfibios, 12 especies de reptiles y 7 especies de mamíferos. Entre éstas, se encuentran 9 especies protegidas por el Reglamento Núm. 6766 (Reglamento para regir las especies exóticas y en peligro de extinción) por estar en alguna de las clasificaciones de peligro de extinción:
En peligro crítico

  • El guaraguao de bosque de Puerto Rico (o Buteo platypterus brunnescens).
  • El halcón de sierra (o Accipiter striatus venator).
  • El coquí de Eneida (o Eleutherodactylus eneidae).
  • El coquí palmeado (o Eleutherodactylus karlschmidti).
  • El coquí dorado (o Eleutherodactylus jasperi). En los últimos estudios realizados no se ha podido encontrar dicha especie donde usualmente se encontraba, pero no se descarta la posibilidad de su existencia.

En peligro:

  • La paloma sabanera (o Columba inornata wetmorei).
  • Vulnerable
  • La reinita de bosque enano de Puerto Rico (o Dendroica angelae).
  • El coquí guajón (o Eleuterodactylus cooki).
  • El culebrón de Puerto Rico (o Epicrates inornatus).

Otras especies en el Bosque:

  • Aves: el san Pedrito (Todus mexicanus), el carpintero de Puerto Rico (Melanerpes portoricensis), el comeñame (Loxigilla portoricensis portoricensis) y el zumbadorcito de Puerto Rico (Chlorostilbon maugaeus).
  • Anfibios: el Eleutherodactylus brittoni, el Eleutherodactylus hedricki y el Eleutherodactylus wightmanae, Eleutherodactylus coqui, el sapito de labios blancos (Laptodactilus alvilabris) y el sapo común (Bufo marinus) que es una especie introducida.
  • Reptiles: el lagartijo pigmeo (Anolis occultus), el Anolis evermanni, el Anolis gundlachi, el Anolis krugi, que usualmente se encuentran en el dosel de los árboles y la culebra de Puerto Rico (Alsophis portoricensis).
  • Mamíferos: el murciélago (Pteronotus quadridens fuliginosus), la mangosta (Herpestes auropunctatus), las ratas (Rattus) y el ratón (Mus musculus), estas últimas tres son especies introducidas.

Flora
Carite tiene 204 especies de árboles, de los que 176 especies son nativas. De las especies nativas, 43 son endémicas (únicas de PR), como por ejemplo, la Magnolia portoricensis y la Brunfelsia portoricensis. Aunque la teca no es originalmente de PR, este bosque tiene la plantación más grande de esta especie que existe actualmente en la Isla. En Carite también se encuentra el bejuco Gonocalyx concolor, que es endémico. En este bosque también se encuentra la Eugenia haematocarpa, en peligro de extinción y protegida por el Reglamento Núm. 6766.
La vegetación puede agruparse bajo tres zonas de vida:

  • Bosque Húmedo Subtropical (9%), elevaciones bajas, en que abundan especies tales como palma de sierra (Prestoea montana) y el roble de sierra (Tabebuia rigida).
  • Bosque Muy Húmedo Subtropical (98.6%), elevaciones más altas, abunda la palma de sierra y se observa el bosque enano.
  • Bosque Muy Húmedo Montano Bajo (0.5%), en que existe el palo colorado (Cyrilla racemiflora).

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Mona

José A. Mari Mut- El faro de Mona entró en servicio el 30

Publicacion Completa
Dr. José A. Mari Mutt 29 de octubre de 2020

Domingo Miguel Quijano Ortiz de la Renta Miranda

AÑASCO 1834-1885 HUMACAO -Nació el 16 de enero. Hijo de Ramón Quijano Ortiz

Publicacion Completa
Lionel Valentín Calderón 29 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía