Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

El Cementerio Nuevo del Pepino

Ya se hacía muy pequeño el antiguo cementerio para una creciente población como la de San Sebastián del Pepino. Cada vez que se enterraba alguien en el antiguo cementerio se efectuaba una larga procesión y se detenía totalmente el tráfico vehicular. Era necesario dotar a El Pepino de un nuevo cementerio. Y precisamente adquirió el municipio unos terrenos sembrados de toronjas mayormente. De aquí el dicho de que fulano se fue para las toronjas.

Este camposanto está localizado en el barrio Calabazas haciendo esquina con la entrada hacia el Sector Acueducto de San Sebastián. Se le llama Sector Acueducto porque más adelante hay una planta de tratamiento para hacer del agua del río Culebrinas potable para la población del sur pepiniano. Este cementerio es enteramente municipal. Está desprovisto de grandes panteones terreros. Por lo general, los panteones son subterráneos con capacidad para varios ataúdes. Tiene una calle interior que facilita el acceso a la parte media del camposanto, lugar donde se despiden los duelos. Recientemente visité el cementerio y está en expansión hacia el este. Hay lotes para la venta y ya algunos han adquido y preparado sus panteones. Este cementerio nuevo fue inaugurado para la década del 1960.

Nuestro Familiares Enterrados Aquí

Unos años más tarde enterramos en tierra a nuestra madre, Doña Fermina Vélez López, el 6 de mayo de 1968. Para 1985 hicimos lo propio con nuestra abuela paterna, Doña Magdalena Pietri Berganzo, quien murió a la edad de 100 años. Finalmente, para 1991, le dimos sepultura a nuestro padre, Don José González Pietri mejor conocido como Cheo Pitre. Murió a la edad de 87 años.

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

mood_bad
  • Comments are closed.
  • No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

    Patrocinadores de Oro

    Publicaciones que también te pueden interesar

    Historiador y escritor pepiniano residente en Trujillo Alto. Ha hecho estudios de maestría y doctorado en educación, historia y teología. Profesor universitario, maestro de escuela pública y conferenciante. Autor de la Etnia Cultural Pepiniana (2002) y otros libros y artículos. Se ha dedicado a la historia municipal del San Sebastián.