El Faro de Culebrita
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Culebrita

Dr. José A. Mari MuttEl faro de Culebrita entró en servicio el 25 de febrero de 1886. Sus primeros torreros fueron Francisco Cabanellas y Pedro del Olmo. Fue diseñado por Manuel Maese y construido por el gobierno mismo en la cima de esta islita por ser el punto más alto del archipiélago culebrense. Debido su ubicación en un lugar apartado y deshabitado, la construcción fue muy costosa y difícil. El agua, los alimentos y la mayoría de los materiales tuvieron que transportarse desde Fajardo y Vieques. También fue difícil conseguir los obreros.

El faro de Culebrita es único entre los faros locales por su estructura en forma de E, con la torre conectada por un lado al vestíbulo de la residencia de los dos torreros y por el otro al depósito de combustible. El lente de cuarto orden proyectó su luz a doce millas de distancia, iluminando hacia el oeste el pasaje entre Culebra y Puerto Rico y hacia el este el pasaje entre Culebra y las Islas Vírgenes. El lente original fue destruido por el Huracán San Ciprián en el 1932 y fue sustituido por uno de tercer orden. La Guardia Costera clausuró el edificio en el 1959 pero la Marina de los Estados Unidos lo usó esporádicamente como punto de observación hasta el 1975, cuando se instaló una luz automatizada; el pequeño faro plástico que se usa actualmente es alimentado por paneles solares. El clima, el vandalismo y un fallido esfuerzo de restauración en el año 2003 han dejado el edificio en ruinas. La cúpula de la linterna fue arrancada por un huracán y permanece entre la vegetación aledaña.

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

Deja una respuesta

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Maricao

Maricao

Al comienzo de la década de 1870 varios vecinos de la zona decidieron solicitar a la Diputación Provincial la segregación de Maricao y sus barrios del pueblo de San Germán. Dicha petición fue aceptada y en 1874, el pueblo fue fundado y oficializado. Tres años más tarde se constituyó en Ayuntamiento. El auge del pueblo fue tal que, para inicios de la década de 1880, ya contaba con una población …

Leer Más >>
El Morro

El Morro

Joshua Wood– Construido por Juan de Tejada y Juan Bautista Antonelli. El Castillo San Felipe del Morro,​

Leer Más >>
La Ponderosa Aguadilla

La Ponderosa

CEPR- Cuando estés por el área oeste, tienes que visitar las Ruinas de Aguadilla, también conocidas como el El faro de Punta Borinquen. Estas ruinas

Leer Más >>