Logo AEPR
Un espiritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el momento de la resurrección del pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello.
Vision del Poblado-Pedro Tomás Labayen

Fundación de San Sebastián

Para el año 1752 en un extenso valle protegido por montañas y regado por los ríos Culebrinas y Gua­temala, nace un nuevo poblado, el Pepino.
Indudablemente la posición geográfica y las con­diciones ambientales favorables fueron la motivación directa que inspiró y determinó en los colonizadores el asentamiento en estas tierras. Los ríos Culebrinas y Guatemala les brindaba, a éstos, uno de los elemen­tos más importantes para la colonización, el sumi­nis­tro de agua los 365 días del año. Esto a su vez ha­­cía del valle uno fértil y permitía la cosecha de diversos productos agrícolas.

Para el año de la fundación, tenía el Partido del Pe­pino una extensión territorial de cuatro y media leguas de norte a sur, y de seis leguas de este a oeste, alrededor de veinticuatro leguas cuadradas. En aquel en­tonces su territorio incluía, además de lo que es hoy San Sebastián, la población de Lares y parte de Las Marías.

Como parte del proceso de oficializar la fundación los pobladores tenían que someter al gobierno una petición de fundación para un nuevo poblado. Dentro de los requisitos que se imponían era esencial el que los interesados construyeran una iglesia y pagaran el salario del sacerdote.

En el 1759 se edificó el primer templo. Como par­te de la tradición impartida desde España, el santo que se tomó desde un principio como patrón del pueblo fue San Sebastián Mártir. Don José Feliciano se desempeñó como primer Párroco de la aldea.

Para el año 1778 el Obispo, Fray Iñigo Abbad y La­sierra, como producto de su visita a la isla hace la siguiente descripción del Pepino.

“Legua y media más arriba (del Pueblo de Moca) hacia el nacimiento del río (el Culebrinas), está el pueblo del Pepino, en la ladera de la montaña, que deja una mediana llanura, en donde está la iglesia, que es muy pobre y casi arruinada, con 17 casas en su circunferencia. Su vecindario asciende a 190 familias, con 1,053 almas, que cultivan algunas ve­gas, que son muy fértiles. El clima es modera­da­men­te fresco; cogen con abundancia cuantos frutos cul­tivan y venden con prontitud en el puerto de Aguadilla, aunque los habitantes de estos dos pueblos (Moca, Pepino), aprovechándose de los bosques, cui­dan más de criar cerdos y vacas en los hatos y estancias que de cultivar la tierras.”

En el año 1812 se fundó el primer ayuntamiento constitucional por virtud de la Constitución de las Cortes de Cádiz, siendo nombrado alcalde Don José González. En 1820 se deslinda de Añasco, pos­te­rior­mente en el 1825 de las villas de Mayagüez y San Germán, y finalmente, el 18 de abril de 1828 se inicia el deslinde de la nueva población de Lares.

Compartelo en tus redes sociales favoritas

Déjanos saber tu opinión

Otras Publicaciones que pueden interesarte...

  • El Plan de Ponce y el Partido Autonomista Puertorriqueño

    Antonio Quiñones Calderón- Buscando la manera de alcanzar finalmente la meta de reorganizar y revitalizar el Partido Liberal Reformista, la…
  • Puerto Rico y América: intersecciones

    Mario R. Cancel -Dos cuestiones me invaden ante el problema planteado. Puerto Rico es un concepto problemático que nace como puerto casual…
  • El Pozo del Rey

    Milagros González Chapel -Muchos años ha cuando la civilización no había llegado al corazón de los pueblos, cuando se vivía…
  • La No Siembra…

    La constante manipulación de los precios por parte de los compradores hizo que los cosecheros de tabaco comenzaran a contemplar…