Garza Pechiblanca -Egretta tricolor
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Garza Pechiblanca -Egretta tricolor

José A. Mari Mut -Carlos A. Delannoy Juliá- La Garza Pechiblanca (Tricolored Heron) reside todo el año en Puerto Rico. Nuestra población es suplementada por aves que lleg an de Norteamérica durante el invierno. Anida desde los Estados Unidos hasta el norte de Sudamérica (Brazil y Perú) y las Antillas. Mide hasta 26 pulgadas de largo.
Frecuenta pantanos, manglares, lagunas y otros cuerpos de agua poco profundos, tanto salobres como de agua dulce donde se alimenta de peces, complementando la dieta con camarones, cangrejos y anfibios. A menudo persigue la presa corriendo con las alas extendidas, cambiando de dirección rápidamente y con precisión. Anida a menudo junto a otras garzas en árboles cercanos a los cuerpos de agua.
La hembra construye un nido de plataforma con palitos que le provee el macho y deposita tres o cuatro huevos azules que ambos incuban por unos 25 días.
Se distingue por el plumaje azul-grisáceo, el vientre y los muslos blancos, y una línea angosta de plumas blancas que corre desde la garganta hasta el pecho. El pico es recto, amarillo o grisáceo con la punta negra. Las patas son amarillo-verdosas. Es una garza solitaria y arisca.

Foto: Miguel Landestoy

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Parroquia San Agustín Puerta deTierra

Parroquia San Agustín

Johnny Torres Rivera- En 1886 se erigió una pequeña iglesia de madera en el costado que da al Atlántico, para servir a los que habitaban en Puerta de Tierra. La capilla medía unos treinta pies por sesenta. Junto a ella estaría el sacerdote que vendría de la parroquia matriz, San Francisco, a atender a sus

Leer Más >>