Logo AEPR
Hacienda Berdecía

Hacienda Berdecía

Jaime Montilla -En su libro De Los Bueyes al Vapor , Lizette Cabrera Salcedo afirma que el molino de viento de Hacienda Berdecía fue el segundo molino de viento instalado en Guayama después del de Hacienda Hacienda Carlota . También afirma que mientras estaba bajo la propiedad de Francisco Guilfucci, un inmigrante corso también propietario de la Hacienda La Isabela en Arroyo, el molino de viento fue comprado en 1833 (seis años después del instalado en Carlota) a Jorge Nelthrop de Saint Croix e instalado por técnicos. también de Saint Croix a un costo de $ 2,400.

Esta hacienda de 172 cuerdas, de las cuales unas 115 se utilizaron para cultivar caña de azúcar, se conoció primero como Belvedere (que no debe confundirse con Hacienda Belvedere en Cabo Rojo ) y Bella Vista. Entre 1825 y 1888 fue propiedad en distintas épocas de Antonio Prosperí y Fantauzzi Hnos., Propietarios de Central Lafayette . En nuestra opinión, a menudo se le ha llamado por error Hacienda Berdedera, y se la ha identificado como una y la misma Hacienda La Milagrosa, cuyos restos también se encuentran en Arroyo.

Es una de las seis estructuras de molinos de viento que quedan en la isla, las otras son La Milagrosa , Carlota , Plazuela , Santa Ana y Vives .

Se ubica a 200 m al sur de la PR-53 al sur de la Urbanización San Antonio por la vía al Faro de Arroyo y Balneario Punta Guilarte.

Leave the first comment

Otras Publicaciones que pueden interesarte...

  • California Roll -Sushi

    Rinde 5 porciones Ingredientes 4 tazas de agua2 tazas de arroz blanco crudo½ taza de vinagre de arroz condimentado1 cucharadita…
  • Histórica Iglesia de Aguada

    La Histórica Iglesia de Aguada, vecina al sitio donde se alega desembarcó Cristobal Colón y los conquistadores por primera vez,…
  • Caucho

    Castilla Elástica -MORACEAE. Castilla- por el botánico español Juan Diego del Castillo López (1744-1793); elastica- por el antiguo uso de…
  • Nuestros Alcaldes

    El diecinueve de septiembre de mil ochocientos noventa y ocho el determinismo de la historia inició una época nueva en…