Introducción al Boceto Historico

auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Introducción al Boceto Histórico del Pepino

Sus Motivaciones: El Ateneo Pepiniano y sus socios hicieron una edición de esta obra con el propósito de poner en las manos de miles de pepinianos y puertorriqueños una nueva versión de nuestra primera historia, El Boceto Histórico del Pepino, escrito por Don Andrés Méndez Liciaga. Esta obrita, como la catalogó su autor, salió a la luz pública en el 1925, por lo que está cumpliendo 80 años de su aparición. Es esta obra la que por primera vez da cuenta de forma escrita, la ardua pero victoriosa jornada de los pepinianos por emerger a la vida de los pueblos como El Pepino.

Dedicatoria
A la memoria de mis padres;
A mi esposa e hijos y,
A mis hermanos

¿Qué indujo a Don Andrés a escribirla?

He aquí sus intenciones manifestadas por él mismo: Todos tenemos el deber ineludible de hacer algo por la patria o por el pueblo en que nacimos y nos formamos -escribe a su hermano Manuel. Y pues mis anhelos, mis amores y mis quereres nacieron conmigo en este poético pedazo de tierra, ¿no es justo, no es natural que a él le dé una parte, aunque muy humilde, de lo único que escasamente tengo para mí? Así pensando y así creyendo, me decidí a reconstruir la aldehuela de nuestros abuelos, por el tiempo y por la piqueta del progreso destruída-sigue diciendo.

Y empecé la obra reconstructiva sin más bagaje que mi voluntad. Y mi espíritu, poderoso e infatigable, recorrió el mundo de la fantasía y penetrando por las selvas y bosques tapiados por velos de verdura imcomparables, tejidos por la vegetación de una naturaleza ubérrima, llegó a un valle esmeraldino incrustado en el cerco verdinegro de los montes y regado por linfas cristalinas, jardineras de su mágico esplendor-continuaba.
Así formó mi espíritu la Aldehuela que levantaron nuestros abuelos en su gloriosa peregrinación y que he tratado de reconstruir para legada a las generaciones presentes y a las generaciones venideras terminó diciendo.

Andrés Méndez Liciaga

Para 1925 muy pocos pueblos de Puerto Rico habían escrito sus historias locales. Y se propuso Don Andrés elevar la autoestima y el regionalismo de los pepinianos dotándonos con El Boceto Histórico del Pepino para que nos percibiéramos en una dimensión superior y trascendente y nos mostrásemos como una etnia cultural que iba rumbo hacia la civilidad madura con derecho propio a la inmortalidad y a descollar entre los pueblos de Puerto Rico y del mundo.

Es imperativo, para nosotros los pepinianos, utilizar la historia que presentamos para forjar aún más la pepinianidad en las tres o cuatro generaciones que convivimos en la actualidad y en las generaciones futuras. La etnia cultural pepiniana nació con el derecho a perpetuarse a través de sus hijos con el correr de los siglos.
La aparición de esta nueva versión del Boceto tiene, además, el propósito de dar por inaugurado públicamente el Ateneo Pepiniano cuyo principal objetivo es la investigación, reconstrucción y divulgación de la historia de San Sebastián del Pepino por medio del cultivo de las ciencias, las letras y las artes.

Finalmente, agradecemos al Lic. Manuel Méndez Saavedra, simpatizar con la publicación de la nueva versión del Boceto y animarnos a así hacerlo. Otra vez, gracias. Por los socios fundadores del Ateneo Pepiniano,

Eliut González Vélez
Presidente

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Deslinde de las Jurisdicciones de Pepino y Añasco

En las jurisdicciones de los pueblos de Añasco y Pepino, a los veintiséis

Publicacion Completa
Andrés Méndez Liciaga 31 de octubre de 2020

Casa Blanca

Casa Blanca se construyó hacia 1525 para compensar a los herederos de Ponce

Publicacion Completa
Dr. José A. Mari Mutt 31 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Maestro, orador, político, periodista, funcionario, legislador, carcelero. En su pueblo -San Sebastián- tierra de sol y ensueños formó el niño su corazón de bondad al rescoldo de un austero hogar criollo. Su padre, un recio tronco de la selva secular, viejo de barbas floridas, a quien el tiempo no pudiéndole vencer de un solo golpe fue derrumbándole como a las fo rra.lezas legendarias con la cruel lentitud de una furia, le indicó la línea del horizonte, hacia donde se oían lejanos clarines.
Maestro, orador, político, periodista, funcionario, legislador, carcelero. En su pueblo -San Sebastián- tierra de sol y ensueños formó el niño su corazón de bondad al rescoldo de un austero hogar criollo. Su padre, un recio tronco de la selva secular, viejo de barbas floridas, a quien el tiempo no pudiéndole vencer de un solo golpe fue derrumbándole como a las fo rra.lezas legendarias con la cruel lentitud de una furia, le indicó la línea del horizonte, hacia donde se oían lejanos clarines.

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía