auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

La Barriada de Los Bohíos

Para 1846 existía, a un par de bloques de la plaza de recreo, un conglomerado poblacional muy pobre con el nombre de Los Bohíos, nombre que describía la pobreza y trabajo de sus habitantes. En términos modernos se catalogaría como un arrabal puesto que se daba en los alrededores de la zona urbana y no llenaba las condiciones de urbanización.

Todo aquel que iba abandonando su condición de agregado en una finca del campo, se veía en la situación de convertirse en asalariado con tal de subsistir él y su familia. Esto provocó problemas al gobierno municipal viéndose obligado a permitir dicho desparramamiento sin pizca de elementos urbanos.

Y en la medida que el fin del siglo se acercaba y la pobreza aumentaba el pobre jíbaro se mudada cerca de la zona urbana para buscar su sustento. Los bohíos y las chozas de yagua de palma se iban levantando por grandes cantidades.

Los movimientos poblacionales siempre se les han escapado a los gobiernos municipales y estos han sido incapaces de suplir a la población. En todos los casos lo han hecho tardíamente. No sabemos cuál fue su origen pero la calle que atravesaba dicho arrabal tomó el nombre de la Esperanza cerca de 1960.

A partir de 1850 el crecimiento de dicho conglomerado poblacional rebasó los límites de la calle Guajataca adentrándose y juntándose con otro conglomerado poblacional llamado El Guayabal. El encuentro entre estos dos improvisados le dio origen al Rabo Del Buey, una pequeña calle sin salida. Aunque es posible que el Rabo del Buey existiera antes.

La invasión de 1898 incrementó la emigración del campo al pueblo. La situación hizo al pobre más pobre y el cambio económico en las haciendas azucareras y cafetaleras prescindió de los agregados y estos perdieron su seguridad de vida. Unos más atrevidos se mudaron de municipio y el ánimo para otros fue menor y se mudaron a las orillas del pueblo del Pepino.

Para 1903, comenzó a existir la calle Nueva para darle acceso al incremento poblacional del momento. Los dos hilos de la pobreza y de la esperanza se unían a través de la calle Nueva. Ahora nos cabe preguntar y resolver. Cuál de las dos barriadas tenía rabo (Rabo del Buey): ¿la barriada El Guayabal o el arrabal de los Bohíos?

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Ceiba

La extensión territorial del municipio de Ceiba comprende aproximadamente 27 millas cuadradas. Según

Publicacion Completa
Lionel Valentín Calderón 27 de octubre de 2020

Algunas tradiciones y costumbres del Pepino

Los Bailes: Esta era la diversión más estimada para aquellos isleños. Los celebraban

Publicacion Completa
Andrés Méndez Liciaga 27 de octubre de 2020
Historiador y escritor pepiniano residente en Trujillo Alto. Ha hecho estudios de maestría y doctorado en educación, historia y teología. Profesor universitario, maestro de escuela pública y conferenciante. Autor de la Etnia Cultural Pepiniana (2002) y otros libros y artículos. Se ha dedicado a la historia municipal del San Sebastián.
Historiador y escritor pepiniano residente en Trujillo Alto. Ha hecho estudios de maestría y doctorado en educación, historia y teología. Profesor universitario, maestro de escuela pública y conferenciante. Autor de la Etnia Cultural Pepiniana (2002) y otros libros y artículos. Se ha dedicado a la historia municipal del San Sebastián.

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía