Logo AEPR
La diferencia

La diferencia

A través de los años que llevo testificando y predicando el nombre de nuestro Señor Jesucristo, me han hecho todo tipo de preguntas. No obstante siempre recuerdo una que se me hizo relativamente fácil de contestar.

Un hombre me preguntó, hace un tiempo:

—¿Cómo explica usted el hecho de que Mahoma comenzara su labor seiscientos años después de Cristo y que ahora haya más mahometanos que cristianos?

Le contesté:

— Un hombre puede ser discípulo de Mahoma sin tener que negarse, sin tener que llevar ninguna cruz. Puede vivir en el pecado más negro e inmundo. Pero si un hombre quiere ser discípulo de Jesucristo, debe dejar el mundo, tomar su cruz y seguir al Señor.

Leave the first comment

Otras Publicaciones que pueden interesarte...

  • Las taínas en la resistencia

    Dr. Jalil Sued Badillo -Catedrático de la Facultad de Ciencias Sociales; Director, Departamento de Estudios Interdisciplinarios Universidad de Puerto Rico,…
  • De Diego y el plebiscito

    Seis meses después de aprobada la ley Jones, y dos después de la elección de 1917, De Diego presenta en…
  • La elección general de 1902

    Presidida la campaña política por una fuerte intolerancia partidista, se efectúa el 4 de noviembre la elección general de 1902,…
  • Corazón abierto

    Mañana en la mañana abriré tu corazón, — le explicó el cirujano a un niño-. Y el niño interrumpió: Ud.…