Logo AEPR
  • The Golden Stars

    Laura E. Castro Cardona- " La década del 60 marca una época de efervescencia musical para el Pepino, en especial…
  • Barranquitas Puerto Rico

    EDPR- Este municipio está situado en la región central de Puerto Rico y abarca 86.7 kilómetros cuadrados (33.5 millas2). Su…
  • Ceiba

    Dr. José A. Mari Mutt– El faro de Ceiba entró en servicio en el año 1908. Fue diseñado siguiendo el…
Víctor Arrillaga Gaztambide

La Funeraria Ruiz: Servía a los más pobre

En su Autobiografía inédita nos dice Mano Moisés Vargas que existía otra funeraria en El Pepino: la funeraria de Don Tito Ruiz. Es muy escasa la información sobre esta funeraria. De sus relatos podemos decir que para la década del 1940 los precios de los entierros variaban. Los entierros regulares fluctuaban entre $6.50 y $18.00 y los más elaborados estaban en la suma de $35.oo y $40.00. Tanto la agencia de Don Guilo como la agencia de Don Tito le servían a la clase más pobre.

Servicio de las antiguas Funerarias

La agencia funeraria entregaba el ataúd junto con un anda prestada que era una especie de tablero con dos varas paralelas sobre el cual se ponía y se cargaba el ataúd. En el anda se colocaban objetos religiosos como velas e imágenes y coronas de flores. Posteriormente, a los ataúdes se le colocaban unas agarraderas a los lados para cargarlo por lo que el anda quedó en desuso. El tiempo trajo un carrito con ruedas sobre el que se ponía y se rodada el ataúd con mucha facilidad.

Los familiares, después de haber lavado el cadáver y vestido lo echaban en el ataúd. El muerto era velado en el mismo hogar y esto les daba la oportunidad a familiares y amigos de expresar el pésame y ofrecer las condolencias. La gente más pobre, la gente de los barrios, construían ataúdes con madera de caña india, de bambú. Luego traían el cadáver para ser enterrado en el cementerio del pueblo.

Las coronas de flores naturales, unas eran compradas por los deudos y las otras coronas eran prestadas. Al concluir el entierro el anda y las coronas prestadas eran devueltas a la agencia funeraria por una persona a quien la familia del fenecido encargaba ese trabajo.

Todavía los servicios funerales del moderno tanatorio o capilla fúnebre no existían. La modernidad traería los nuevos servicios funerales.

Otras Publicaciones que pueden interesarte...

  • El Partido Nacionalista y las Elecciones de 1932

    Mario R. Cancel Sepúlveda- El programa electoral del Partido Nacionalista insistía en que el estatus sí estaba en issue en…
  • Luis de Añasco

    En 1530 en el juicio de Tomás de Castellón, dijo ser vecino de la Villa de San Germán, de edad…
  • Cerrillos

    Los terrenos alrededor del embalse de la represa Cerrillos en el barrio Maragües de Ponce fueron declarados Bosque Estatal mediante…
  • Parroqia Nuestra Señora del Pilar

    Canóvanas, Ciudad de los indios: El nombre de este pueblo recuerda al Cacique Canovanax o Canóbana, cuyo poblado estaba en la ribera del Río…