auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

La leyenda de Yuquiyú o Yúcahu

El nombre del Yunke proviene de yuke. Yuke significa tierra blanca y aquí entramos en la leyenda de el gran cacique del Turey, Yuquiyu. El Turey significa cielo. El espíritu de Yukiyú reinó y protegió el pueblo Taíno desde la cima de una montaña en el Yunque o Yuque, tierras blancas, que dado a su altura, la cubren las nubes. Yuquiyu, una deidad de la mitología taína, lleva su influencia hasta las Antillas Mayores; Santo Domingo, Jamaica y Cuba.
Yukiyú reinaba en El Yunque, ahora conocido como Bosque Nacional del Caribe. Él vivió a manera de los dioses griegos que residían en el monte Olympus. EL Yunque detiene el golpe de huracanes en la isla. La gente dice que Yukiyú luchó con Juracán (el dios de huracanes) hermano de Yukiyú, protegiendo a su gente de las acciones de su hermano Juracán.
Yukiyú también se conoce como el dios de agricultura, dios de la paz y de la tranquilidad, él representó el bien. En gran contraste con su hermano malvado, Huracán (o Juracán). Huracán era responsable de tormentas, terremotos y malas cosechas.
Fue de su ombligo que surgen los taínos. Los cuidaba y les prometía, a los buenos, una vida eterna se les prometía como regazo después de la muerte. Un paraíso taino lleno de placeres en una isla llamada Coaibai.
Yuquiyú tenía un hermano de nombre Huracán. Algo malvado, a quien Yuquiyú enfrentaba para evitar que dañara a su gente y tierras con los huracanes y otras calamidades del tiempo.
Los taínos peregrinaban a lo alto del Yunque, en busca de conexión con su dios. Aun, subir a estos lugares dentro del Yunque inspira una paz muy especial. La Roca, Mount Britton y Los Picachos y el bosque enano, al tope del Yunque, te darán paz y servirán de inspiración para tu vida y podrás acaso experimentar una lluvia de ranas. Déjame explicarte.. El Coquí es el símbolo de Puerto Rico. No sobrevive cuando sale de Puerto Rico. Quizás muere de pena. La leyenda de que llueven ranas es cierto y esta es la explicación. El coquí busca protección de la excesiva humedad en el bosque subiendo a lo alto de los árboles. Se tiran al suelo si se ven amenazados por algún depredador. Así que, te pueden llover ranas, el coquí que salta de los árboles como preservación.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Los primeros caminos y puentes de la Isla

El ingeniero e historiador Aurelio Tio2 describe un antiguo camino carretero del siglo

Publicacion Completa
Luis F Pumarada O'Neill 20 de octubre de 2020

Los Parceleros y el uso de la madera

Frank H. Wadsworth- Las familias que recibieron permiso para usar parcelas de terreno

Publicacion Completa
Lionel Valentín Calderón 20 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía