Logo AEPR
Un espiritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el momento de la resurrección del pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello.
La Leyenda El niño de Caliche

La Leyenda El niño de Caliche

La Leyenda “El niño de Caliche” fue recopilada por el profesor Juan Manuel Delgado, un estudioso de la tradición oral de Puerto Rico, en el barrio Hato Viejo de Ciales entre los ancianos del lugar durante la década del 1970 (Delgado 1983) Caliche o Calichi es voz indígena que significa fuente o manantial de la montaña alta (Hernández Aquino 1977).

Caliche es también el nombre de un sector del barrio Hato Viejo de Ciales. Allí existe una cueva que muchas personas le conocen como “La cueva del niño encantao”. Ante ese marco escénico existe un paralelismo entre la denominación de un río aledaño, el Encantao, ya que ofrece la particularidad de aparecer y desaparecer de un lugar a otro.

La leyenda “El niño de Caliche” describe que desde tiempos inmemoriables aparece en esa cueva un niño llorando que nunca ha dejado de llorar. El niño sale a corretear, con un llanto desesperado, a una vereda que se encuentra al frente de la cueva.

Muchos han tratado de coger al niño pero cuando lo intenta éste desaparece para luego aparecer a la entrada de la cueva. Si la persona se acerca a la cueva, éste desaparece y reaparece en la vereda.

Por otro lado, la leyenda también destaca el origen de las lágrimas del niño. La leyenda señala que la madre del niño salió a recoger frutos cerca del área dejando al niño en la cueva con la promesa de volver por él al finalizar sus tareas de recolección de los frutos.

El niño como un saltarín le seguía los pasos mientras que la madre volvió a ubicarle en la entrada de la cueva prometiéndole volver enseguida. Para tranquilizarle comenzó a cantarle a la vez que se alejaba de la cueva. Al pasar las horas y caer la noche y ante el no retorno o regreso de su madre el niño comenzó a llorar y desde entonces está llorando en espera de que su madre le rescate; es un alma que por los siglos seguirá penando, seguirá llorando y mientras tanto continuará emergiendo agua de la montaña.

De ahí el origen de caliche

Compartelo en tus redes sociales favoritas

Déjanos saber tu opinión

Otras Publicaciones que pueden interesarte...

  • Vito Marcantonio y la independencia 1943

    Mario R. Cancel-Sepúlveda- El derecho a la autodeterminación y la independencia- Sr. Marcantonio. Sr. Presidente, hoy he presentado un proyecto…
  • De Cangrejos a San Felipe del Morro

    Enrique T. Blanco -La expedición que dirigió Cumberland contra Puerto Rico, se componía de 20 velas y 1,000 hombres de…
  • Santo Cristo de la Salud

    Peñuelas – como muchos otros pueblos – cuenta con interesantes leyendas que han ido pasando de generación en generación. Entre…
  • Arnaldo Jesús

    Yomaris Rodríguez- Arnaldo Jesus y esposa Irma Rivera expresan su fe católica a través del arte y la moda. El…