auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Los santos inocentes de la familia Adorno

La Fiesta de los Santos Inocentes es una Promesa de Reyes que iniciara en Trujillo Alto, hace casi 100 años, la Familia Hernández en el Barrio La Gloria. Comenzó la misma con la llamada “Trulla de Inocentes” Don Francisco Hernández, la continuó Don Anastasio Hernández y actualmente se esmera en la continuación de esta celebración la Doña María Adorno.
Es la recordación del momento en el cual el Rey Herodes ordenó reunir a todos los niños para sacrificarlos, tratando así de eliminar al Niñito Jesús. En Puerto Rico la celebración acontece el 28 de diciembre de cada año.
La Fiesta de los Santos Inocentes comienza en la casa del fenecido Anastasio Hernández con el sonido del Caracol (llamado Fotuto) y que simboliza el cornetín que usó el Rey Herodes para reunir los niños. Se realiza un encendido de velas, una oración, el Padre Nuestro y un Ave María seguidos de un aguinaldo y el seis típico de las trullas navideñas. Las velas son apagadas y se les entregan al residente de la morada.
Continúan en procesión de casa en casa por alrededor de 13 residencias de vecinos encabezados por una bandera blanca y amarilla que simboliza la Paz. Frente a cada casa se hace el mismo ritual de inicio de la primera residencia. La procesión continúa hasta llegar a la casa de Don Inocencio Adorno en donde culmina con la entrega de la Promesa, con la oración y rezo final.
Una vez concluida la celebración cristiana, todos los vecinos y acompañantes consumen los alimentos y bebidas que han llevado para compartir y bailan al son de la música típica navideña.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

La elección general de 1902

Presidida la campaña política por una fuerte intolerancia partidista, se efectúa el 4

Publicacion Completa
Antonio Quiñones Calderón 26 de octubre de 2020

Usos y Costumbres de Nuestros Antepasados, a fines del Siglo XVIII

Aunque la generalidad de los lectores saben, han oído decir algo relacionado con

Publicacion Completa
Andrés Méndez Liciaga 26 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía