Los Sentimientos

Compártelo en tus Redes Sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Érase una vez una isla donde habitaban todos los sentimientos: La alegría, la tristeza y muchos más, incluyendo el amor. Un día, se les fue avisando a los moradores, que la isla se iba a hundir. Todos los sentimientos se apresuraron a salir de la isla, se metieron en sus barcos y se preparaban a partir, pero el amor se quedó, porque se quería quedar un rato más con la isla que tanto amaba, antes de que se hundiese. Cuando por fin, estaba ya casi ahogado, el amor comenzó a pedir ayuda. En eso venía la riqueza y el amor dijo:

— Riqueza, llévame contigo!

— No puedo, hay mucho oro y plata en mi barco, no tengo espacio para ti.

Le pidió ayuda a la vanidad, que también venía pasando

— Vanidad, por favor ayúdame.

— No te puedo ayudar, amor, estás todo mojado y vas a arruinar mi barco nuevo.

Entonces, le pidió ayuda a la tristeza:

— Tristeza, ¿me dejas ir contigo?

— Ay amor, estoy tan triste que prefiero ir sola.

También pasó la alegría, pero ella estaba tan alegre que ni oyó al amor llamar.

Desesperado, el amor comenzó a llorar, ahí fue cuando una voz le llamó:

— Ven, amor, yo te llevo.

Era un viejito, y el amor estaba tan feliz que se le olvidó preguntarle su nombre.

Al llegar a tierra firme, le preguntó a la Sabiduría:

— Sabiduría, ¿quién era el viejito que me trajo aquí?

La sabiduría respondió:

— Era el tiempo.

— ¿El tiempo? Por qué sólo el tiempo me quiso traer?

La sabiduría respondió:

— Sólo el tiempo es capaz de ayudar y entender al amor.

NOTA: Publicación autorizada por Lionel Valentín Calderón, Administrador del Portal. Hasta donde nos es posible damos crédito a los autores de los artículos cuando se nos proveen. Si encuentras algún error no vaciles en publicar las correcciones como comentarios o puedes comunicarte con nosotros enviando las pruebas y evidencias de lo que afirmas y haremos las correcciones necesarias de inmedito.

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • Añadir comentario

    También te puede interesar

    Central de Azúcar Canóvanas

    Central de Azúcar Canóvanas

    Central de Azúcar conocida como Canóvanas en Carolina. La Central Azucarera ubicada en la Carretera PR-951 de Canóvanas hacia Loíza, ofrece  una vista espectacular. Para

    Artículo Completo »
    Candelero

    Candelero

    José A. Mari- EUPHORBIA LACTEA -EUPHORBIACEAE- Euphorbia- por Euphorbus, médico griego que sirvió a Juba II, rey del antiguo reino de Mauretania; lactea- lechosa, por

    Artículo Completo »
    El Sembrador

    El Sembrador

    En 1930 un joven viajero exploraba los Alpes Franceses. Llegó a una vasta extensión de tierra estéril. Estaba desolada. Era amenazante. Era horrible. Era el

    Artículo Completo »