Logo AEPR
Un espiritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el momento de la resurrección del pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello.
  • El Peñón de las Palomas

    En tiempos del gobernador don Sancho Ochoa de Castro, allá por los años de 1602, acostumbraban los vecinos de la…
  • Más vale prevenir que tener que remediar

    Transmite la idea de ser precavidos y de tomar medidas con antelación que puedan prevenir problemas en el futuro. Adelantándose…
  • Kataplof

    Ruido que hace una persona al caerse. También se utiliza «sesvaratof»
Parroquia San José de Aibonito

Parroquia San José de Aibonito

José A. Mari- Aibbonito, Ciudad de las flores. Según Cayetano Coll y Toste, el nombre de este pueblo deriva del vocablo indígena Jatibonicu, correspondiente al territorio del Cacique Orocovix. Se dice también que deriva de la voz Atibonicu (río de la noche), correspondiente al actual Río Cuyón; o de la exclamación ¡Ay, que bonito!, supuestamente hecha por un soldado impresionado por el bello paisaje de este territorio.
Para 1630 existía una aldea y para 1822 comenzaron las gestiones para convertirla en pueblo. La aprobación se obtuvo en el 1824. Durante las últimas décadas del siglo 19 Aibonito tuvo varios hoteles y se convirtió en el lugar preferido para vacacionar durante el verano. En el 1888 recibió el título de Villa. La economía ha dependido siempre de la agricultura, principalmente del café, el tabaco y la ganadería. Hoy son más importantes la floricultura y la avicultura. Aibonito produce carne de pollo y en sus campos hay ranchos para críar estas aves. El mirador Piedra Degetau, las trincheras de Asomante (desde donde la artillería española logró detener a las tropas estadounidenses que avanzaban hacia Aibonito por la Carretera Central) y el Centro Cultural Ángel L. Ortiz son algunas de las atracciones de este municipio. Parte del Cañón San Cristóbal ubica en este pueblo.
José Conrado Hernández (abogado y presidente del Tribunal Supremo), Manuel Álvarez Nazario (catedrático y filólogo, autoridad en el lenguaje de los taínos) y Rubén Berríos Martínez (abogado y líder independentista) son aiboniteños destacados. El municipio también se conoce como la Ciudad fría, la Nevera de Puerto Rico y la Suiza de Puerto Rico (en los tres casos por las temperaturas bajas que se registran durante el invierno). Ubicado a 2400 pies, Aibonito es el pueblo más alto de la isla. El renombre de Ciudad de las flores (al igual que Jardín de Puerto Rico), deriva de la producción de pascuas y otras flores, actividad celebrada anualmente en el Festival de las Flores.
PARROQUIA SAN JOSÉ

  • La primera iglesia, hecha de madera, se construyó entre los años 1825 y 1831. Estaba ubicada donde hoy está la alcaldía y su fachada miraba hacia el oeste.
  • La iglesia actual comenzó a construirse en 1887 siguiendo el diseño de Pedro Cobreros, pero un año después el proyecto se detuvo por falta de fondos. Los trabajos se reanudaron en el 1893 y el templo se inauguró en el 1897.
  • El piso no es original. El techo es de hormigón pero retiene las vigas originales de madera, sin las alfajías.

Leave the first comment

Otras Publicaciones que pueden interesarte...

  • El Matón del Barrio de Bermejales

    Cayetano Coll y Toste- Portón era un mozo robusto y ágil con toda la fortaleza de sus veinte y cuatro…
  • El zorro mañoso

    Cierto zorro mañoso se burlaba de los demás, porque siempre le veía los defectos de sus compañeros. Además, se consideraba…
  • José Defilló y El componte

    Durante las últimas décadas del siglo 19 los residentes de Puerto Rico estaban divididos en dos grupos principales. El bando…
  • Nervio y pulso del mundo

    Mario R. Cancel Sepúlveda- Mi interés por el tema del Nacionalismo Puertorriqueño surgió como producto de su invisibilidad en la…