Logo AEPR
Parroquia San Sebastia Martir

Parroquia San Sebastián Mártir

Diócesis de Mayagüez- El pueblo de San Sebastián de las Vegas del Pepino fue erigido como Municipio por Decreto Real a mediados de 1752, sin embargo, no fue sino hasta 1759 que se fundó la primera Iglesia católica, siendo el primer párroco el P. José Feliciano González, quien comenzó a ejercer su cargo como tal en el año 1763. A su llegada, se dedicó a poner en orden los registros de bautismos, matrimonios, confirmaciones y defunciones.

Los días 13 y 14 de diciembre del año 1763, recibieron el sacramento de la Confirmación por primera vez, en la Parroquia del Pepino, 87 personas.La primera Iglesia, construida en el mismo sitio donde está la actual, era de un estilo ranchón largo, cercada de tablas brutas con cobija de tejamaní y de teja de barro. No tenía atrio y sí una sola campana. Desde su origen, la Iglesia fue puesta bajo la advocación del glorioso mártir San Sebastián.

Debido al mal estado de la primera Iglesia, previo consentimiento del Vice Real Patro-nato y con la autorización del Contador de Fábricas de Iglesia, se comenzó la construcción de una segunda Iglesia en el año 1833, quedando terminada en el año 1835. Era de mampostería, madera y tejas, con dos torres. Esta Iglesia sufrió graves daños por la descarga eléctrica de un rayo el 25 de agosto de 1851, haciéndose necesaria la construcción de una tercera y hasta hoy, definitiva Iglesia, que quedó terminada en el año 1897, bajo la dirección del maestro de obras Don Jaime Puig, mallorquín.

Por motivo de los terremotos y huracanes de los años 1918 y 1928, la Iglesia ha sido re-modelada distintas veces con pequeñas variaciones, pero conservando su estructura original.

A lo largo de dos siglos, la Parroquia ha sido atendida por el clero secular. Perteneció a las diócesis de San Juan, Ponce, Arecibo y a partir del 30 de abril de 1976, pasó a formar parte de la nueva Diócesis de Mayagüez. Desde el 1 de octubre de 1966 y a petición del entonces Obispo de Arecibo, Monseñor Alfredo Méndez, los Religiosos Pasionistas se hicieron cargo de la Parroquia hasta el 2018, desde entonces ha sido atentida por los sacerdotes diocesanos.

La Parroquia cuenta hoy con una cómoda casa parroquial, oficina y un amplio salón para reuniones.El altar mayor de la Iglesia fue restaurado conforme a las normas de la renovación litúrgica por iniciativa de la Srta. Helga Franco y la Sra. María Luisa Caballero. Contribuyeron a la realización de esta obra un buen número de pepinianos ausentes, bajo el asesoramiento del escultor español Compostela.

Leave the first comment

Otras Publicaciones que pueden interesarte...