auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Pececito de plata

Lepisma saccharina (Lepismatidae) tiene una larga relación con el ser humano, tanto así que se encuentra casi exclusivamente en las casas y los edificios. Se le conoce como pececito de plata (silverfish) por la forma del cuerpo y el reflejo de las escamas que lo cubren. Mide unos tres cuatros de pulgada y vive entre papeles, tarjetas, libros y cajas, alimentándose por la noche de papel, la pega que antes se usaba para encuadernar los libros, fotografías viejas, animales muertos, caspa, pelo y otras fuentes de materia orgánica. Ocasionalmente son plagas en las bibliotecas.
Saccharina se refiere a su preferencia por el azúcar y los carbohidratos. Los adultos pueden vivir varios años. La hembra deposita sus huevos en lugares protegidos y de los mismos nacen miniaturas de los adultos que durante meses crecen y mudan la cutícula muchas veces hasta madurar sexualmente; a diferencia de los demás insectos, que dejan de mudar la cutícula cuando se convierten en adultos, los tisanuros la mudan periódicamente durante toda su vida. Thysanura significa rabo con flecos y se refiere a los tres filamentos presentes al final del abdomen. Los miembros de este orden se consideran los insectos más primitivos en parte porque no tienen alas y sus antecesores nunca las tuvieron, mientras que los antecesores de los demás insectos sin alas (piojos y pulgas, por ejemplo) fueron alados. En las casas también se ha encontrado Ctenolepisma rothschildi, una especie azul grisácea que fácilmente se confunde con L. saccharina. El ser humano ha dispersado las dos por todo el mundo.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

La avispa brava

La avispa aquel día, desde la mañana, como de costumbre, bravísima andaba. El

Publicacion Completa
Lionel Valentín Calderón 26 de octubre de 2020

Un milagro de guerra

Durante la guerra, un hombre fue gravemente herido en un campo de batalla.

Publicacion Completa
Lionel Valentín Calderón 25 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía