Hacienda San Juan de las Palmas

Compártelo en tus Redes Sociales

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

La Hacienda San Juan de las Palmas, nuestro primer ingenio, se fundó en 1523 cerca de la desembocadura del Río Añasco y del asiento original de la Villa de San Germán. Funcionó desde la etapa inicial de la conquista española hasta bien entrada la segunda época colonial. Combinó el trabajo de indios de encomienda con negros esclavos importados, y tuvo un molino de fuerza hidráuli. Fue objeto de ocasionales asaltos, saqueos e incendios perpetrados por indios caribes y corsarios franceses, además de desmembramientos por pleitos de herencia. A pesar de las dificultades, siguió operando intermitentemente hasta la década del 1560.

En la imagen que ilustra el artículo vemos la Hacienda San Juan de las Palmas. A la izquierda, la rueda hidráulica y el molino (erróneamente ilustrado, pues sus rodillos estaban verticalmente uno sobre otro). Dentro del edificio están las pailas para la clarificación del guarapo caliente, la evaporación del agua para producir melao y la conversión de este en masa cocida; las jarras para la cristalización del azúcar; la purga en hormas; la extracción de los panes de azúcar; el rebanado de los panes secos; y el embalaje del azúcar en cajas.

Por la maquinaria hidráulica utilizada, se le describe como un ingenio poderoso, pero sobre el tipo de molino utilizado las fuentes no son precisas. Un inventario de 1527 registra la existencia de una muela vertical, un molino generalmente movido por personas o animales. Pero esa misma lista incluye elementos que podrían ser compatibles con molinos de ejes o masas, y Moscoso lo interpreta como indicativo de la utilización de un molino de ejes horizontales, que pudo haber precedido o complementado al de muela.

El historiador español Justo L. del Río Moreno opina que los molinos de tres ejes horizontales, con antecedentes en Islas Canarias, se emplearon en la Española y Puerto Rico desde el comienzo de sus operaciones azucareras. Sin embargo, esta opinión podría no aplicarse en el caso de Puerto Rico, pues los demás ingenios de agua existentes, aun siendo más idóneos que los de caballos para acoplar a molinos de ejes horizontales y a pesar de haber sido erigidos posteriormente, usaban muelas.

NOTA: Publicación autorizada por Lionel Valentín Calderón, Administrador del Portal. Hasta donde nos es posible damos crédito a los autores de los artículos cuando se nos proveen. Si encuentras algún error no vaciles en publicar las correcciones como comentarios o puedes comunicarte con nosotros enviando las pruebas y evidencias de lo que afirmas y haremos las correcciones necesarias de inmedito.

mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • Añadir comentario

    También te puede interesar

    Nuestras Fiestas Patronales

    Nuestras Fiestas Patronales

    Por Juan Avilés Medina- Recuerdo que para la temprana época de principios de la segunda década del siglo los campesinos de esos tiempos hablaban con contagioso

    Artículo Completo »