Mario Cancel Puerto Rico Contemporaneo

auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Puerto Rico contemporáneo

Esta es la bitácora de discusión de asuntos de Puerto Rico en el marco del largo siglo 20, periodo marcado por el dominio colonial estadounidense. La misma ha sido creada con el fin de estimular la discusión académica cuidadosa y documentada de los caminos que condujeron a la crisis del presente, momento en el cual todas las certidumbres que legitimaban la peculiar situación del país desde el fin de la Segunda Guerra Mundial se han venido abajo.

Entre la interpretación de la discursividad política, el análisis historiográfico, la interpretación social, cultural y el análisis literario, se irá aclarando en la medida de lo posible el palimpsesto de un orden en ruinas.

El concepto “Puerto Rico contemporáneo” remite al acontecer del país desde 1952 hasta el día de hoy a la vez que alude sus raíces en el ya lejano y emborronado 1898. Ese periodo incluye el proceso de modernización e industrialización en el marco del liberalismo dependiente, la transición hacia el neoliberalismo dependiente y la condición posmoderna, y el desenvolvimiento de la era postindustrial y la subsecuente desindustrialización y precarización de una clase media y trabajadora que nunca maduró del todo. La dependencia respecto a un poder complejo y alucinante y la reiterada incapacidad de enfrentar de manera eficaz esa condición son el telón de fondo de aquel drama. Este sitio también albergará recursos académicos que sirvan de apoyo a los seminarios especiales de Historia Contemporánea e Historiografía de Puerto Rico en cual se problematiza la evolución del imaginario histórico puertorriqueño.

Aunque este espacio está pensado para apoyar a estudiantes universitarios subgraduados y graduados, Puerto Rico entre siglos es un lugar abierto para todos los interesados. Los comentarios de los lectores son bienvenidos siempre.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Los pobladores de la aldea

Inútiles resultaron las pesquisiciones que hiciéramos para averiguar los nombres de aquellas personas

Publicacion Completa
Andrés Méndez Liciaga 21 de octubre de 2020

La Constitución de 1952 y la comunidad internacional

Mario R. Cancel Sepúlveda- El próximo movimiento de Estados Unidos fue presentar su informe

Publicacion Completa
Mario R Cancel Sepúlveda 21 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía