Salto de la Encantada

También te puede interesar

Una india llamada Humata se enamoró de un español y ese amor nunca se materializó. Ella murió y en el sitio donde se sentaba a llorar por su amor se aparecía su espíritu en las noches.

Cuenta la leyenda que a las 12:00 de la noche, si usted se aventura a ir solo por ese precioso paraje, se le aparecerá la bella india taína Humata, quien cepillándose con un peine de concha, le contará sus penas y le regalará un talismán para que se libre de los desengaños amorosos, algo que ella no pudo evitar durante su vida terrenal.

Rodeado de una exuberante y verde vegetación, El Salto de la Encantada en Añasco, según aseguran algunos lugareños, es la morada del espíritu de esta india taína.

Es una quebrada con una hermosa cascada. Actualmente a sus alrededores se construyó un paseo tablado para poder disfrutar del área, tiene gazebos y una réplica del puente antiguo en hierro que aún está sobre el Río Grande de Añasco.

Esta cascada está ubicada en el barrio María en el sector El Salto. El lugar cuenta con estacionamiento y zonas preparadas para los visitantes.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Email
WhatsApp