auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Sapo Común

Rhinella marina- El control biológico usa enemigos naturales para regular las poblaciones de las plagas. Así llegó a Puerto Rico el sapo común, introducido durante la década del 1920 de Barbados y Jamaica para combatir al gusano blanco de la caña (Phyllophaga portoricensis). Las larvas de este escarabajo, muy común en toda la isla, se alimentaban vorazmente de las raíces de la caña, debilitando las plantas y reduciendo significativamente el rendimiento de azúcar. El resultado fue bueno para el cultivo de la caña, pero las consecuencias para otros miembros de nuestra fauna fueron seguramente adversas. Dicen algunas personas mayores que los cafetales se alumbraban con la luz de los cucubanos, hasta que llegó el sapo común.
Como sucede a menudo cuando una especie exótica llega a un lugar donde encuentra gran cantidad de alimento y pocos enemigos, la población del sapo experimentó una explosión demográfica. Proliferaron tanto que sus cuerpos aplastados abundaban en las carreteras. Los sapos, que son oportunistas y se alimentan de cualquier animal que les quepa en la boca, comenzaron a comer no sólo escarabajos sino otros insectos, artrópodos, animales pequeños y hasta sobras de comida alrededor de las casas. Con el tiempo la población de sapos
irremediablemente disminuyó y hoy se mantiene en un nivel sostenible, muy por debajo del tope que alcanzó a mediados del siglo pasado.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Nombre de la Aldea

“Pepino” fue el nombre dado a la Aldea por sus fundadores. Acogiéndonos a

Publicacion Completa
Andrés Méndez Liciaga 22 de octubre de 2020

Mensaje en la víspera de las elecciones de 1952

Mario R. Cancel Sepúlveda- Ya faltan sólo siete días para que nuestro electorado

Publicacion Completa
Mario R Cancel Sepúlveda 22 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía