auspiciado por

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Siglo XVIII -Período 1700

Ya iniciado el siglo dieciocho, el Partido de San Francisco de Asís de la Aguada había crecido considerablemente ante el ímpetu militar, social, económico y naval. Los dos puertos principales, el de San Francisco entre Aguada-Aguadilla y el de la Ensenada o Peña de San Francisco entre Rincón-Añasco, se estaban separando en dos comunidades, que aunque auto-dependientes, yacían distantes entre sí. La Guadilla o Aguadilla, ayudado por las fluctuaciones navales absorbió el grueso del tráfico marítimo. En sus costas, entre el Río Culebrinas y Caño Madre Vieja, se destacó una bateria y puesto militar. Un poco a l Sur, el pueblo de Aguada actual poseía una iglesia o hermita que a su vez propulsaba la congregación de habitantes. Los sitios poblacionales más apartados como Calvache, Piñales y Añasco forzó a sus vecinos a atravesar agoviantes
parajes para recibir la doctrinación religiosa en Aguada, según el mandato de las Constituciones Sinodales del 1644. Como resultado de este obstáculo religioso, unidas a otras causas, se iniciaron los trámites en 1726, por medio del apoderado José (Joseph) Santiago, para separar a Añasco en pueblo para 1733.

Las enormes dista ncias entre los núcleos o luga res poblaciona les del país motivaron a otras por igua l. El gobierno local, alentado por autorizaciones reales para el fomento y creación de otros pueblos, se desempeñó en desarro llar los sitios apartados bajo la supervisión gubernativa representada en la persona de un Teniente a Guerra Local.

Entre 1733-1739 se fundaba Utuaclo, para 1752 San Sebastián, en 1756 Yauco, en 1760 Mayagüez, en 1770 se autorizaba el de Rincón, en 1772 Moca, y en 1775 Aguad illa.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

auspiciado por

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Historia de dos ciudades

Un viajero que se aproximaba a una gran ciudad le preguntó a una

Publicacion Completa
Lionel Valentín Calderón 28 de octubre de 2020

Falsedades sobre el Río Grande de Añasco

Se ha declarado que el «Río de Añasco, se nutre de cientos de

Publicacion Completa
Jaime Carrero Concepción 28 de octubre de 2020

Deja una respuesta

Walter A. Cardona Bonet nació en Aguadilla, Puerto Rico. Estudió geología en el Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico y programación de computadoras en el Electronic Data Processing College en Hato Rey. Reconocido estudioso de la historia marítima del país desde 1974. Autor de diversos libros de microhistoria regional de la serie: “Notas para su historia”, de los pueblos de Aguada, Rincón, Quebradillas, Aibonito, San Sebastián, e Islotes de Borinquén. Es autor de los libros Shipwrecks in Puerto Ricos History, y el Marinero, Bandolero, Pirata y Contrabandista Roberto Cofresí: 1819 1825. Actualmente completa su estudio sobre el lengua Juan González Ponce de León y Apuntes de Cardona, Serie: Cartas de Gobernadores españoles, Tomo I: Luis de Vallejo y Diego de Carasa. Ha publicado varios artículos en la revista de la Sociedad Puertorriqueña de Genealogía entre los cuales se encuentran los siguientes: “Lista de soldados en San Juan en 1599”, (1999), ‘Los hombres de Quiñones”, (2003), “ Familias de Islas Canarias”, (2004), “Alarde Militar del Año 1588”, (2006), “Libros parroquiales de Manatí Bajo Conservación en el Archivo General de PR”, (2007), “Los hombres del capitán Juan de Zurita en San Juan y Guayama, 1566 al 1568”, (2008). Forma actualmente parte de la Junta de Directores de la Sociedad Puertorriqueña de Genealogía, ocupando la Vicepresidencia.
Walter A. Cardona Bonet nació en Aguadilla, Puerto Rico. Estudió geología en el Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico y programación de computadoras en el Electronic Data Processing College en Hato Rey. Reconocido estudioso de la historia marítima del país desde 1974. Autor de diversos libros de microhistoria regional de la serie: “Notas para su historia”, de los pueblos de Aguada, Rincón, Quebradillas, Aibonito, San Sebastián, e Islotes de Borinquén. Es autor de los libros Shipwrecks in Puerto Ricos History, y el Marinero, Bandolero, Pirata y Contrabandista Roberto Cofresí: 1819 1825. Actualmente completa su estudio sobre el lengua Juan González Ponce de León y Apuntes de Cardona, Serie: Cartas de Gobernadores españoles, Tomo I: Luis de Vallejo y Diego de Carasa. Ha publicado varios artículos en la revista de la Sociedad Puertorriqueña de Genealogía entre los cuales se encuentran los siguientes: “Lista de soldados en San Juan en 1599”, (1999), ‘Los hombres de Quiñones”, (2003), “ Familias de Islas Canarias”, (2004), “Alarde Militar del Año 1588”, (2006), “Libros parroquiales de Manatí Bajo Conservación en el Archivo General de PR”, (2007), “Los hombres del capitán Juan de Zurita en San Juan y Guayama, 1566 al 1568”, (2008). Forma actualmente parte de la Junta de Directores de la Sociedad Puertorriqueña de Genealogía, ocupando la Vicepresidencia.

Patrocinadores de Oro

Respalda el Comercio de aquí y fortalece la economía