Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Tórtola Cardosantera -Zenaida aurita

José A. Mari Mut -Carlos A. Delannoy Juliá- La Tórtola Cardosantera (Zenaida Dove) reside todo el año en Puerto Rico. Su abundancia aquí ha disminuido según ha aumentado la de la Tórtola Aliblanca. Habita en las Islas Bahamas, la península de Yucatán, las Antillas Mayores y las Antillas Menores hasta Granada. Mide hasta 12 pulgadas. Visita bordes de bosques húmedos y secos, fincas, cañaverales, manglares, caminos, campos de golf, patios y jardines.
Se alimenta de una gran diversidad de semillas y frutas que generalmente consigue en el suelo. Acude a comederos y come maíz en compañía de otras palomas y gallinas. Se reproduce mayormente de febrero a junio. Construye un nido de plataforma con palitos en la rama de un árbol, arbusto, cactus, o palma. La hembra pone dos huevos blancos que ambos adultos empollan por unos 15 días.
Se distingue por el plumaje pardo con puntos negros, una franja blanca en las alas, dos líneas azul oscuro detrás del ojo y una mancha violácea iridiscente en el cuello. Las patas son rojizas y el pico es negro, blando y recto, con opérculos o tapitas cubriendo las aperturas nasales. Los dos sexos son parecidos. Al remontar el vuelo las alas producen un zumbido distintivo. En la universidad se observa en franjas de bosque y arboleda, donde también anida.
Foto: José Mari.

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Parroquia San Agustín Puerta deTierra

Parroquia San Agustín

Johnny Torres Rivera- En 1886 se erigió una pequeña iglesia de madera en el costado que da al Atlántico, para servir a los que habitaban en Puerta de Tierra. La capilla medía unos treinta pies por sesenta. Junto a ella estaría el sacerdote que vendría de la parroquia matriz, San Francisco, a atender a sus

Leer Más >>