Tórtola Collarina Streptopelia Risoria
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Tórtola Collarina -Streptopelia risoria

José A. Mari Mut -Carlos A. Delannoy Juliá- La Tórtola Collarina -Ringed Turtle-Dove- se introdujo a Puerto Rico hace mucho tiempo como mascota y para consumo humano. El consenso actual es que se trata de la forma domesticada de Streptopelia roseogrisea -African Collared-Dove-, una especie africana con la cual puede cruzarse libremente.
Mide unas 10 pulgadas. Visita patios, jardines, parques y calles de ciudades en búsqueda de semillas e insectos. También acude a comederos para aves. A menudo se posa en los cables eléctricos. La pareja se corteja y se aparea en la primavera, construyen un nido de plataforma y ponen dos huevos blancos que ambos empollan por 14 días. El plumaje es muy variable debido a los muchos años de domesticación, la variedad más común es gris pálido o crema, con marrón pálido en la espalda y alas, y un collar negro en la nuca. Los dos sexos son parecidos. La cola es larga, las patas rosadas o anaranjadas, los ojos rojos y el pico gris oscuro, con opérculos o tapitas cubriendo las aperturas nasales.
La variedad blanca de esta dócil paloma es comúnmente usada en trucos de magia. En la universidad se observa a media mañana tomando agua en la Quebrada de Oro, cerca del Coliseo Rafael Mangual.
Foto: Alwyn Simple

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

Deja una respuesta

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar