Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Tres Hermanos

El Parque Nacional Tres Hermanos es un centro vacacional administrado por la Compañía de Parques Nacionales de Puerto Rico. La playa tiene una extensa costa con agua cristalina y una vista hermosa a las montañas del oeste de la Isla. Cuenta con 32 cabañas, 120 villas, piscina, canchas de baloncesto y áreas para voleibol playero. Además cuenta con salón de actividades y un merendero. Mas hay también acceso libre a la Playa.
Por lo general no verás mucha basura pero sí muchas escamas debido a la pesca. Es bien notable donde rompen las olas y comienza la vegetación. Presenta poco oleaje recordando que la playa es un ecosistema inestable debido a la sedimentación, vientos, ext. El agua en ocasiones muestra un color oscuro. La arena es clara, suelta, compuesta por detritus volcánico, serpentina, cuarzo y algo de detritus coralino. Se pueden apreciar diferentes tipos de aves, también Cirolana (cucaracha de mar), cangrejito Emerita portoricensis. Esta contiene grandes cantidades de palmas y vegetación. Es muy frecuentada por sus visitantes que en su mayoría son personas de la comunidad realizando ejercicios, grupos socializando y grupos pasando un día de playa. En los alrededores se reúnen muchas personas mayores, ya que, esto es un área de pesca y allí pasan gran parte del tiempo. Cuenta con una rampa para tirar lanchas. En esa misma área hay bohíos y un edificio. Un poco más distante hay negocios que realizan actividades sociales. Esta tiene una desembocadura de río y una unión con un mangle.
Foto:Luciano Quiñones

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

Deja una respuesta

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Publicación autorizada por Lionel Valentín Calderón, artista, escritor y Siervo del Señor.