Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Turpial

José A. Mari- Icterus icterus- El Turpial -Troupial- reside todo el año en Puerto Rico. Fue introducido al Caribe hace más de dos siglos, probablemente como ave ornamental, y se ha dispersado naturalmente a islas cercanas. Es nativo de la cuenca del Río Amazonas y habita en la mitad norte de Sudamérica. Mide cerca de 10 pulgadas. Vive en bosques, sabanas secas y urbanizaciones con arboledas. Vuela en parejas o grupos pequeños en búsqueda de frutas, siendo la de la palma real una de sus favoritas. En las zonas secas del sur se alimenta a menudo de las frutas del sebucán, una especie de cactus. Durante la época reproductiva aumenta el consumo de insectos, huevos y pichones de otras aves.
Anida mayormente de marzo a junio. Construyen un nido en forma de copa grande o tazón profundo sobre cactos, arbustos espinosos y árboles. La hembra pone tres o cuatro huevos blanco-purpúreos que se empollan durante unos 15 días.
Se distingue por su plumaje anaranjado, con la cabeza, el pecho y el rabo negro. También tiene una mancha blanca grande en el ala y un triángulo azul verdoso en la base del pico y detrás del ojo. Los dos sexos son parecidos. Los jóvenes son amarillentos. Se observa en arboledas, patios y espacios abiertos.

Foto: Olivier Vimont

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

mood_bad
  • No comments yet.
  • Add a comment

    No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

    Patrocinadores de Oro

    Publicaciones que también te pueden interesar