Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Virgilio Dávila Cabrera

Toa Baja, 1869 – Bayamón, 1943. Poeta puertorriqueño. Hijo de maestro, estudió primaria en el Colegio de los Jesuitas de Santurce y secundaria en el Instituto Civil de la misma localidad.
Cursó la carrera de Magisterio y en 1890 fundó una escuela de enseñanza básica y superior en Bayamón, en la que ejerció la profesión de docente hasta finales del siglo XIX. Fue alcalde de la ciudad de Bayamón y cofundador en 1909, junto a Dueño Colón, del semanario Chantecler. Su hijo José Antonio Dávila (1898-1941) fue igualmente un ilustre escritor lírico.
En 1903 vio la luz su primer libro de poemas, llamado Patria, un conjunto de retratos líricos de destacadas personalidades del arte y la cultura puertorriqueña, como José de Diego, Federico Degetau o Lola Rodríguez de Tió, del paisaje de la isla y de exaltación romántica del amor. En 1904 fue uno de los escritores que puso letra a los Cantos Escolares de Braulio Dueño Colón.
En su segunda obra, Viviendo y amando (1912), se advierte ya la influencia modernista ejercida por la poesía de Rubén Darío, en especial en cuanto a las formas, y la continuidad en la temática autóctona (La jibarita, Acuarela…). En 1916 publicó Aromas del terruño y al año siguiente Pueblito de antes, quizá sus dos obras más conocidas e impregnadas de costumbrismo local, pero al mismo tiempo plenamente modernistas en el lenguaje y el aspecto formal. En 1928 publicó Un libro para mis nietos, en el que puso de manifiesto su capacidad para escribir poesía dirigida al lector infantil.
Virgilio Dávila está considerado uno de los principales representantes de la corriente literaria modernista, aunque también «bebió» del romanticismo de Víctor Hugo y del mexicano Salvador Díaz Mirón. En todo caso, Dávila siempre mantuvo un estilo propio basado en la sencillez, mostró en sus poemas una honda sensibilidad por la cultura nativa e introdujo el elemento jíbaro en forma de cuadros costumbristas que describen paisajes y personajes de Puerto Rico.

NOTA: Siempre que nos es posible publicamos el nombre del Autor y un enlace al lugar del cual se obtuvo la información publicada. Dado el caso que mucha información nos es enviada sin esta información, pedimos que si es usted amigo lector el autor de uno de estos artículos nos lo haga saber para dar los créditos correspondientes.

mood_bad
  • No comments yet.
  • Add a comment

    No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

    Patrocinadores de Oro

    Publicaciones que también te pueden interesar

    Publicación autorizada por Lionel Valentín Calderón, artista, escritor y Siervo del Señor.