Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on print
Share on google
Share on skype

compartenos en tus redes favoritas

Y Dios creó a Borikén

Estando de visita en el pueblo de Cayey decidimos visitar a unos amigos en el Bo. Farallón. Por gran suerte se encontraba allí don Carmelo, un jíbaro de Pura Cepa que cuenta con 80 años de edad y que todavía es un “muchachito” (como dice él). Mientras disfrutábamos del bellísimo paisaje nos lamentábamos de que nuestra Isla fuera tan pequeña porque una hermosura como esta merece estar en grandes proporciones. Don Carmelo escuchó nuestro lamento y decidió darnos a conocer una leyenda que le contó su abuela hace muuuuuchos años. Hoy se las contaré a ustedes.
Un Hacendado de Cayey sintió curiosidad por saber ¿por qué a esta Isla se le llamaba «La Tierra del Valiente y Noble Señor»? Donde quiera que iba hacía la misma pregunta. Hasta que en el Poblado de Toíta (poblado indígena) le dieron la siguiente explicación:
El Señor del cielo decidió crear al hombre para que disfrutara junto a Él del universo. Dió órdenes a sus ángeles constructores para que crearan un lugar donde el hombre pudiera vivir. Los ángeles intentaron hacerlo pero no se les ocurría como. Pidieron al Creador que les diera una idea de lo que deseaba y Dios… creó a Borikén. Hizo sus montañas, sus ríos, sus lagos, sus bosques, sus arenas, sus valles, sus animales, su cielo, su brisa, etc. Todo era de poco tamaño pero de gran hermosura. Sintió El Señor tanto amor por el paraíso creado que nombró a su Ángel más leal para que por toda la eternidad cuidara de su tierra : Borikén: «La Tierra del Valiente y Noble Señor».

No saber lo que ha sucedido antes de nosotros es ser incesantemente niños. No dejar saber lo que sucede en nuestro tiempo es ser intensamente irresponsables con las futuras generaciones. Un espí­ritu histórico no puede tener dudas de que ha llegado el tiempo de la resurrección de nuestro pasado, de la afirmación del presente y la esperanza del futuro. Esto es parte de ello…

Patrocinadores de Oro

Publicaciones que también te pueden interesar

Parroquia San Agustín Puerta deTierra

Parroquia San Agustín

Johnny Torres Rivera- En 1886 se erigió una pequeña iglesia de madera en el costado que da al Atlántico, para servir a los que habitaban en Puerta de Tierra. La capilla medía unos treinta pies por sesenta. Junto a ella estaría el sacerdote que vendría de la parroquia matriz, San Francisco, a atender a sus

Leer Más >>